Así fue mi despertar

La primera vez que escuché hablar sobre la Disonancia Cognitiva* se me hizo un concepto difícil de entender, no me daba cuenta que los conflictos emocionales que se estaban dando en mi interior encajaban en él.

Fue un proceso paulatino… no se dio de la noche a la mañana. Siempre algo dentro de mí me decía que la Organización Watchtower no era tan sincera como decía ser.

Desde que era pequeña sentía cierta reticencia con respecto a lo que supuestamente Jehová pedía de mí, tenía que ser testigo de Jehová en todo momento y no podía ir a la escuela como cualquier niña normal. En las reuniones se me enseñaba que la escuela era mi “territorio” así que todos los días sufría porque debía de darles testimonio a mis compañeros.

Cuando teníamos el receso en aquellos años en que cursé la educación primaria, mientras mis amigos jugaban yo no sabía cómo abordarlos pues mi mamá me daba revistas para que las colocara, así que lo que hacía era que las dejaba sobre mi pupitre con la esperanza de que algún amiguito se “interesara” en las publicaciones y yo pudiera iniciar una conversación; pero nadie lo hacía. De hecho ahora que escribo estas líneas, me veo a mi misma en el Salón de clases sola a la espera de algún “interesado” mientras todos los demás se divertían en una cancha de básquet que tenía la escuela.

Mi mamá constantemente me preguntaba si alguien había mostrado interés y le decía que no, entonces me sugirió que fuera yo quien tomara la iniciativa e iniciara la conversación.

Con mucha pena le hablé a mi mejor amiga pero de forma muy educada me dijo que no estaba interesada en mi mensaje, que ella era católica y que la respetara; eso hizo que me sintiera muy mal así que desistí de predicar. Cuando mi mamá me preguntaba que si seguía predicando, le decía que sí, pero realmente dejé de hacerlo porque sabía que mi amiga tenía razón: ella tenía su religión y yo debía de respetarla.

En la secundaria pasó lo mismo, quise predicarle a una chica y su respuesta fue: “no hay amigos cuando se habla de política y religión, soy católica y quiero me respetes, ¿a poco a ti te gustaría que te estuviera hablando de mi religión?” y supe que ella tenía razón, por lo tanto desistí en mi empeño de predicar; aunque se diera la oportunidad dejé de hacerlo, oculté el hecho de ser Testigo de Jehová, únicamente cuando salía en la conversación era que decía mi afiliación religiosa, los compañeros me decían: ¿y porque no nos dijiste? Y pues mi respuesta era: “Porque no vi motivo para hacerlo”, porque era la verdad ¿a quién le importa realmente de que religión eres para entablar una amistad?  Esa idea únicamente se encuentra en la mente de los testigos de Jehová.

De adulta lo mismo, en mi trabajo no decía que era Testigo de Jehová, pero cuando hubo el primer cumpleaños tuve que decirlo, me negué a aceptar la primer rebanada de pastel pero la festejada me dijo: esta rebanada te la doy con todo mi corazón, si la rechazas allá tú, así que se me hizo muy feo rechazar esa rebanada y me la comí… ¡con una tremenda culpa!

En los siguientes cumpleaños no felicitaba a las personas, pero si me comía el pastel. ¡Qué absurdo!  Eso me hizo sentir inmensamente mal ya que mis compañeros de trabajo siempre me entendían, siempre tan amables, cálidos y empáticos ante mis comportamientos raros: no los felicitaba, ni les daba regalos pero sí me comía el pastel o lo que hubieran llevado para festejar. Y así fue con posadas, abrazo de fin de año, etc. Todas las festividades así me las pase y siempre pensé: ¿Dónde dice en la Biblia específicamente que no se deben de celebrar los cumpleaños? En ningún momento veo que se adore al festejado ¿Por qué dice la Organización que el que cumple años es sujeto de veneración que solamente le pertenece a Jehová?

Otra cosa que me tenía sumamente alterada eran mis aficiones musicales y literarias: Me encanta la ficción, el horror, la fantasía…. Y de música me encanta el metal, sobre todo el sinfónico. Música que para la Organización Watchtower era cosa de Satanás.

Sufrí bullying en la Congregación por haber estudiado una carrera Universitaria, siempre desde la plataforma me lanzaban indirectas: “Hay algunas hermanitas que se las ha llevado Satanás, deben de ponerse a pensar que son un mal ejemplo para los demás jóvenes”. Asi que era muy infeliz, iba a las Reuniones porque supuestamente era “La verdad” pero no entendía porqué estaba tan triste, nunca daba lo suficiente. Como trabajaba y estudiaba solo salía a predicar los domingos, así que tenía poca actividad, reportaba 4 o 5 horas (en la época en que fui testigo de Jehová, había que predicar mínimo 12 horas al mes y tener cuando menos un estudiante de la Biblia) y constantemente me llamaban los ancianos para decirme que debía de incrementar mis horas de servicio, ya que los números que arrojaba mi tarjeta de publicador indicaban una enfermedad espiritual, así que eso me hacía muy desdichada.

(Ya en otros escritos míos he hablado de la experiencia que tuve con cierto abogado al que le estoy eternamente agradecida, pero pienso que debo de mencionarlo nuevamente para darle continuidad al hilo de mi narración)

Un dia en la predicación de casa en casa me tocó predicarle a un abogado y me dijo que él había estudiado con los Testigos de Jehova en CDMX hacia varios años atrás, pero que dejó de estudiar con ellos porque leyó a Raymond Franz, me dijo ¿Sabes quien es?  Yo le dije que no, entonces el se rió y negó con la cabeza: Cómo es posible que no sepas quien es el hermano Franz… para que veas como te han lavado el cerebro, busca su historia, vas a ver que no te dicen la verdad. La hermana que iba de mi compañera, me jalaba de la manga y quería que nos fuéramos, el abogado le dijo: “Oiga déjela que ella quiere escuchar”. Pero le hice caso a la hermana y me retiré.

Esa conversación me dejó muy perturbada, hará 10 años de eso , así que un día me metí a internet y puse en Google: Raymond Franz y salieron muchas páginas que hablaban de cosas apostatas, a Franz le decían “El Príncipe de los Apostatas” y como buena Testigo de Jehová adoctrinada, cerré de inmediato todas esas páginas porque sentía que estaba pecando contra Dios.

Corría el año 2017 que fue cuando mi interior explotó y desperté de golpe por lo que narraré a continuación:

Un día se hizo el anuncio de que la Congregación a la que yo asistía iba a desaparecer y se fusionaría con otras para “optimizar el Salón”. Eso se me hizo sumamente extraño puesto que teníamos buena asistencia… ¿cuál optimizar si el Salón estaba a rebosar con una asistencia de más de 100 personas? Y fue allí cuando no pude más y decidí que era el momento de hacerle frente a todas esas dudas que arraigaba en mi corazón. Me metí a internet y busqué en Google “Fusión de Congregaciones” y entonces me apareció el foro ExtJ.co  Aunque me temblaba la  mano porque tenía miedo de entrar a un sitio “apóstata” comencé a leer con avidez todas las experiencias que allí se narraban. Empecé a entender que no estaba loca, que no era la única que sentía que la organización JW no era “la verdad”. Alli encontré el libro “Crisis de Conciencia” de Raymond Franz y comencé a leerlo esa misma noche.

Raymond Franz perteneció al Cuerpo Gobernante de los TJ , hizo ese libro contando lo que pasaba en la sede de la secta allá en Brooklyn NY. Me dio una visión de lo que había detrás de cada Atalaya, de cada libro que los adeptos  leíamos y tomábamos como la verdad. Con el uso de la Biblia, Franz fue desmontando diversos temas doctrinales, los cuales  yo cotejaba para ver si realmente decía la verdad.

 No se cuantos días llevaba leyendo, me dormía en la madrugada… cuando de pronto, llegué a un punto de la lectura en donde me llegó el “insight”**

Espero poder describir de forma clara lo que me sucedió en cuestión de segundos:  una luz blanca me nubló la vista, me dolió terriblemente la cabeza justo en medio de la frente, los oídos comenzaron a zumbarme, la cabeza me daba vueltas, sentí náuseas. Como pude fui al baño a vomitar, y solo atinaba a decir  “Me han engañado, me han engañado” Y me puse a llorar, sentí miedo, rabia, angustia, impotencia y toda esa noche no pude dormir.

Me la pasé muy angustiada todos los demás días, me encontraba perdida y sin un propósito definido ya que toda mi vida estuvo basada en una mentira. ¿Qué es verdad? ¿Hay alguna verdad? ¿Quién define lo que es verdad?

Todo esto lo narro porque más de una persona me ha preguntado “¿Cómo le hago para dejar atrás a los testigos de Jehová?” Desde mi óptica no hay una verdad absoluta, cada quien debemos de buscar nuestra propia identidad espiritual.

Créanme que no es nada fácil ya que no hay una salida honorable del culto; es un trabajo diario y de lucha constante con todas las cicatrices que la secta dejó en mi sistema pero siempre me digo “Un día a la vez”.

Escribir para mí es terapia y plasmar mis ideas a través de estas líneas fortalecen mi interior y me ayudan a sobrellevar mi paso por esta secta destructiva.

Puedo decirles que hay vida después de los testigos de Jehová, cada día intento dar lo mejor de mí, cada día disfruto el hecho de estar viva y poder abrazar a mis seres queridos que aún están a mi lado. Ahora soy muy feliz pues estoy tomando las riendas de mi vida asumiendo la responsabilidad de mis actos como cualquier adulto sano lo haría. No hago separación entre personas, el término “mundanos” con los cuales no hay que relacionarse quedó en el pasado. Duermo tranquila en las noches sin estar con el temor constante de no dar lo suficiente para la Organización y que mi nombre sea borrado del libro del recuerdo de Jehová.

En cada uno de nosotros se encuentra el deseo y la voluntad de ser libres, solo que cada quien a su ritmo y según sus circunstancias de vida. Sin lugar a dudas “Alejarme de Jehová” es decir, de la Organización JW es la mejor decisión que pude haber tomado.

Aimée Padilla

* En psicología, el término disonancia cognitiva hace referencia a la tensión o desarmonía interna del sistema de ideas, creencias y emociones (cogniciones) que percibe una persona que tiene al mismo tiempo dos pensamientos que están en conflicto, o por un comportamiento que entra en conflicto con sus creencias. Es decir, el término se refiere a la percepción de incompatibilidad de dos cogniciones simultáneas, todo lo cual puede impactar sobre sus actitudes.

** insight es un término utilizado en psicología proveniente del inglés que se puede traducir al español como “visión interna” o más genéricamente “percepción” o “entendimiento”. Mediante un insight el sujeto “capta”, “internaliza” o comprende, una “verdad” revelada. Puede ocurrir inesperadamente, luego de un trabajo profundo, simbólicamente, o mediante el empleo de diversas técnicas afines.

“Love… in Deed and Truth”

This was the subject of one of the Watchtower study articles that I analyzed when I realized that the JW Organization was a coercive cult. I still didn’t quite understand how to “read between the lines” the mental manipulation I was being subjected to when I attended the Meetings, but the passive-aggressive discourse that the Organization delivered with total impudence really shocked me and I didn’t believe what my mind absorbed.

Love is a recurring topic at all times so that Jehovah’s Witnesses feel identified with the information and can blame themselves, since obviously the metrics of the sect are always infinitely high and impossible to achieve.

An example of this is that it is seen as a token of love to inform the elderly about our private life so that they can give us advice that affects it, so the cult can use any speech they want and give it that bias of the love for the adept to think that the organization’s point of view is correct. Unfortunately, the foot witness sees the information as “true” and does not dare to question what is said to him (which many times has no biblical support), so he acts based on said “advice” that he was given and does not he does on his own, taking responsibility for his actions as any emotionally mature person would.

So once I have explained the above, I will enter the matter.

The article in question is that of the October 2017 Watchtower, I was particularly struck by paragraphs 6 to 9 that I transcribe below:

w17 October Pages 7 to 11 “Love … in Deed and Truth”

6, 7. (a) What is “love free from hypocrisy”? (b) What are some examples of counterfeit love?

The apostle John wrote that we must love “in deed and truth.” Thus, our love must be “without hypocrisy,” or “free from hypocrisy.” (Rom. 12:9; 2 Cor. 6:6) This means that we cannot show genuine love while pretending to be something that we are not, as if we were wearing a mask. We might wonder, ‘Is there such a thing as love with hypocrisy?’ Not really. This would not be love at all but a worthless imitation.

Consider some examples of counterfeit love. In the garden of Eden, Satan pretended to be looking out for Eve’s best interests, but his actions were actually selfish and hypocritical. (Gen. 3:4, 5) In David’s day, Ahithophel proved that his friendship with the king was a fraud. Ahithophel turned traitor when he felt that he would gain an advantage. (2 Sam. 15:31) Likewise today, apostates and others who create divisions in the congregation use “smooth talk and flattering speech” to make themselves appear to be loving, but their true motive is selfish.​—Rom. 16:17, 18.

8. What question should we ask ourselves?

Hypocritical love is especially shameful because it is a counterfeit of the godly quality of self-sacrificing love. Such hypocrisy might fool men, but not Jehovah. In fact, Jesus said that those who are like hypocrites would be punished “with the greatest severity.” (Matt. 24:51) Of course, Jehovah’s servants would never want to display hypocritical love. However, we do well to ask ourselves, ‘Is my love always genuine, not tainted by selfishness or deception?’ Let us consider nine ways we can strive to show love that is “free from hypocrisy.”

HOW TO SHOW “LOVE . . . IN DEED AND TRUTH”

9. What will genuine love move us to do?

Be happy to serve in the background. We should be willing to perform acts of love for our brothers “in secret,” or out of the limelight, when this is possible. (Read Matthew 6:1-4.) Ananias and Sapphira failed to do that. Not content to donate anonymously, they blatantly exaggerated their offering and suffered disaster for their hypocrisy. (Acts 5:1-10) In contrast, genuine love moves us to find joy in serving our brothers without fanfare or recognition. For instance, the brothers who support the Governing Body in helping to prepare spiritual food do so anonymously, not drawing attention to themselves or revealing the material they have worked on.

Source: https://wol.jw.org/en/wol/d/r1/lp-e/2017602

Here the cult dares to tell us what is true love and what is false or hypocritical love and draws attention to the fact that apostates use sweet words because their true intention is to deceive their brothers and that those who act like this will be punished more severely. Is that really so?

When I began to doubt the doctrines of the JW, I was secretly reading sites of the so-called “apostates.”

Those who have gone through the same experience as me will not let me lie. We were afraid since they told us that the apostates were wolves who were going to mislead us, but our need to know the truth was so great that we decided to continue investigating to be able to satisfy that pressing desire for answers to our constant questions regarding the veracity of the information that the Organization gave us.

I do not regret having been given the opportunity to investigate beyond the JW publications, because now I am an activist and many of those who helped me wake up are my friends and I can attest that the paragraphs transcribed lines above are very Tendentious, since we ex-witnesses all we want is for Jehovah’s Witnesses to realize that they are involved in an Organization run by men and not by God. They accuse us of wanting to deceive the brothers to mislead them (synonymous with removing them from the sect) and for which we will be “punished ‘with the greatest severity’” But now that I am free to question the Organization, I understand that who is not being sincere is she.

Its leaders speak of love but show opacity in matters as serious as their finances, which are sustained by “voluntary donations.”

His sense of urgency is ambivalent, because on the one hand “the end is around the corner” and on the other hand we see the construction of luxurious buildings such as the mega-complex film studio in Ramapo NY; However, the witness will justify the irrational actions of the sect, hiding in the fact that Jehovah is the one who moves the affairs (although the reason for them is not well understood) and those buildings will be of vital importance during the Great Tribulation. Here is the danger of this sect as its members give hands full without being able to react and realize the deception.

At the local level we can bear witness to how the Kingdom Halls were practically snatched from the hands of their true owners, that is: the brothers who cooperated with much sacrifice to buy a place to meet with dignity.

I remember that when the Kingdom Hall which I attended was bought, many activities were carried out to raise funds since we did not have enough money to buy the land, in the end the Branch of Mexico saw them with bad eyes, since the work is sustained for voluntary donations and we should not have had garage sales. However when the Hall was completed, it was deeded to the Watchtower. Who used sweet words and acted deceptively to appropriate the goods of the faithful? Who should be severely reprimanded?

Returning to the publication in question, he mentions in paragraph 9 that we must serve willingly even if others do not see what we do, and they give an example to the brothers who help the Governing Body to prepare spiritual food.

But what about the members of the Governing Body? Do we not see them wearing rolex or expensive suits thus drawing attention to their person? Someone may say: Oh! It is that brothers with good economic solvency have given them these gifts. This being the case, are they imitating the humility of Christ who had nowhere to lay his head?

Why can’t Jehovah’s Witnesses use their money for charitable causes that suit their way of thinking? Why can’t you just give love without expecting your counterpart to be a Jehovah’s Witness? Why does “the suggestion” have to come out in a Watchtower study for older adults or other sick siblings to be visited and acted upon?

Why can’t Jehovah’s Witnesses show their love with deeds just for the fun of it? Why do you have to put a series of guidelines to show that your love is authentic and without hypocrisy?

From my point of view Love … in Deed and Truth is being true to ourselves and finding our own truth. It is a personal search that you will have to live and experience yourself; no one can walk that road for us. Once we understand that, we can help others on the basis of respect. And that is precisely the cornerstone of healthy and happy families that is the goal of every human being.

Loving others is giving of our time and resources without expecting anything in return, other than the satisfaction of knowing that our words touched the heart of another person; just as someone once unselfishly helped us. 

Many times we did not see the magnitude of the help that they were giving us, only now looking at the distance is that we can say: Thank you because with your words you showed me that you really loved me … thank you wherever you are, because now I am free.

Aimée Padilla.

“Demostremos con hechos que amamos de verdad”

Este fue el tema de uno de los artículos de estudio de la Atalaya que analicé cuando me di cuenta que la Organización JW era una secta coercitiva. Aún no entendía muy bien como “leer entre líneas” la  manipulación mental de la que estaba siendo objeto cuando asistía a las Reuniones, pero realmente me impactó el discurso pasivo-agresivo que la Organización disertaba con total desfachatez y no daba crédito a lo que mi mente absorbía.

El amor es un tópico recurrente en todo momento para que el testigo de Jehová se sienta identificado con la información y pueda culpabilizarse, ya que obviamente las métricas de la secta siempre son infinitamente altas e imposibles de alcanzar.

Un ejemplo de ello, es que se ve como una muestra de amor el informarle a los ancianos sobre nuestra vida privada para que estos nos den consejos que repercuten en la misma, así que el culto puede utilizar cualquier discurso que desee y darle ese sesgo del amor para que el adepto piense que el punto de vista de la organización es correcto. Lamentablemente el testigo de a pie ve la información como “verdadera” y no se atreve a cuestionar lo que se le dice (que muchas veces no tiene sustento bíblico), entonces actúa en base a dichos “consejos” que se le dieron y no lo hace por cuenta propia, haciéndose responsable de sus actos como cualquier persona emocionalmente madura lo haría.

Así que una vez expuesto lo anterior entraré en materia.

El artículo en cuestión es el de la Atalaya de Octubre 2017, en especial me llamaron la atención los párrafos 6 a 9 que transcribo a continuación:

w17 Octubre  Págs 7 a 11 “Demostremos con hechos que amamos de verdad”

6, 7. a) ¿Qué es el amor “sin hipocresía”? b) ¿Cuáles son algunos ejemplos de amor falso?
6 El apóstol Juan dijo que debemos amar “en hecho y verdad”. En otras palabras, nuestro amor debe ser “sin hipocresía” (Rom. 12:9; 2 Cor. 6:6). Esto quiere decir que no podemos fingir que estamos mostrando amor, como si lleváramos puesta una máscara. Si actuamos con hipocresía, nuestro amor será falso, una imitación de ningún valor.
7 Veamos algunos ejemplos de amor falso. Cuando Satanás habló con Eva en el jardín de Edén, fingió estar interesado en su bienestar. Pero en realidad estaba siendo hipócrita y egoísta (Gén. 3:4, 5). Otro caso es el de Ahitofel, que fingía ser amigo del rey David pero lo traicionó cuando vio la oportunidad de beneficiarse (2 Sam. 15:31). Hoy día, los apóstatas y otras personas que buscan dividir a la congregación usan “palabras melosas” y adulan a otros cristianos para hacerles creer que los aman. Pero sus verdaderas intenciones son egoístas (Rom. 16:17, 18).
8. ¿Qué debemos preguntarnos?
Usar el amor para engañar a los demás es algo especialmente reprensible. Se puede engañar a los seres humanos, pero no a Jehová. Jesús dijo que quienes actúan como los hipócritas serán castigados “con la mayor severidad” (Mat. 24:51). Por supuesto, los siervos de Jehová no queremos ser nunca hipócritas. Por eso debemos preguntarnos: “¿Es mi amor siempre sincero, sin egoísmo ni engaño?”. A continuación, veremos nueve maneras de mostrar amor “sin hipocresía”.

9. Si de veras amamos a los hermanos, ¿qué haremos?

Sirvamos de buena gana aunque otros no vean lo que hacemos. Debemos estar dispuestos a hacer cosas buenas por nuestros hermanos “en secreto”, o sea, sin que los demás se enteren (lea Mateo 6:1-4). Ananías y Safira hicieron lo contrario. Ellos querían que los demás supieran que habían hecho una donación. Además, mintieron con descaro sobre cuánto dinero habían dado. Así que Dios los castigó por hipócritas (Hech. 5:1-10). Si de veras amamos a los hermanos, con gusto haremos cosas por ellos sin tratar de que los demás sepan lo que hicimos. Podemos aprender de los hermanos que ayudan al Cuerpo Gobernante a preparar el alimento espiritual. Ellos no llaman la atención sobre sí mismos ni revelan en qué han trabajado.

Fuente: https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2017602

Aquí la secta se atreve a decirnos qué es amor verdadero y qué es amor falso o hipócrita y llama la atención a que los apóstatas usan palabras melosas pues su verdadera intención es engañar a los hermanos y que quienes actúan así serán castigados con mayor severidad. ¿Es eso realmente así?

Cuando empecé a dudar de las doctrinas de la JW, leía a escondidas sitios de los llamados “apóstatas”.

Quienes han pasado por la misma experiencia que yo no me dejarán mentir. Sentíamos miedo ya que nos dijeron que los apóstatas eran lobos que nos iban a extraviar, pero era tanta nuestra necesidad de saber la verdad, que decidimos seguir investigando para poder saciar ese acuciante deseo de respuestas a  nuestras constantes preguntas con respecto a la veracidad de la información que la Organización nos daba.

No me arrepiento de haberme dado la oportunidad de investigar mas allá de las publicaciones de la JW, pues ahora soy activista y muchos de los que me ayudaron a despertar son mis amigos y puedo dar fe de que los párrafos transcritos líneas mas arriba, son muy tendenciosos, ya que los ex testigos lo único que deseamos es que los testigos de Jehová se den cuenta de que están  metidos en una Organización dirigida por hombres y no por Dios. Nos acusan de querer engañar a los hermanos para extraviarlos (sinónimo de sacarlos de la secta) y por lo cual seremos “castigados ‘con la mayor severidad'” Pero ahora que me doy libertad de cuestionar a la Organización, entiendo que quien no está siendo sincera es ella.

Sus líderes hablan de amor pero muestran opacidad en asuntos tan serios como sus finanzas, las cuales se sostienen por “donaciones voluntarias”.

Su sentido de urgencia es ambivalente, pues por un lado “el fin está a la vuelta de la esquina” y por otro lado vemos la construcción de lujosos edificios como el mega complejo estudio cinematográfico en Ramapo NY; sin embargo el testigo justificará las acciones irracionales de la secta, escudándose en que Jehová es quien mueve los asuntos (aunque no se entienda bien el porqué de los mismos) y esos edificios serán de vital importancia durante la Gran Tribulación. He aquí el peligro de esta secta pues sus miembros dan a manos llenas sin poder reaccionar y darse cuenta del engaño.

A nivel local podemos dar testimonio, de como los Salones del Reino prácticamente fueron arrebatados de las manos de sus verdaderos dueños, es decir: los hermanos que cooperaron con mucho sacrificio para comprar un lugar donde reunirse dignamente.

Recuerdo que cuando se compró el Salón del Reino al cual asistí, se hicieron muchas actividades para recaudar fondos ya que no teníamos el dinero suficiente para comprar el terreno, al final la Sucursal de México las vio con malos ojos, puesto que la obra se sostiene por donaciones voluntarias y no debimos  haber hecho ventas de garaje. Sin embargo cuando el Salón terminó de construirse, se escrituró a nombre de la Watchtower. ¿Quién usó  palabras melosas y actuó engañosamente para apropiarse de los bienes de los fieles? ¿Quién debe ser reprendida con severidad?

Regresando a la publicación en cuestión, menciona en el párrafo 9 que debemos de servir de buena gana aunque otros no vean lo que hacemos, y ponen de ejemplo a los hermanos que ayudan al Cuerpo Gobernante a preparar el alimento espiritual.

¿Pero qué puede decirse de los miembros del Cuerpo Gobernante? ¿No los vemos usando rolex o trajes costosos llamando así la atención hacia su persona? Puede que alguien diga: ¡Oh! Es que hermanos con buena solvencia económica les han hecho esos obsequios. Siendo así ¿Están imitando la humildad de Cristo quien no tenía donde recostar la cabeza?

¿Por qué el testigo de Jehová no puede usar su dinero para las causas benéficas que se acomoden a su manera de sentir? ¿por qué no puede simplemente dar amor sin esperar que  la contraparte sea un testigo de Jehová? ¿por qué tiene que salir “la sugerencia” en un estudio de La Atalaya para que se visite a los adultos mayores u otros hermanos enfermos para que se actúe en consecuencia?

¿Por qué el testigo de Jehová  no puede demostrar con hechos su amor, tan solo por el simple gusto de hacerlo? ¿Por qué le tienen que poner una serie de pautas para demostrar que su amor es auténtico y sin hipocresía?

Desde mi punto de vista Demostrar con hechos que amamos de verdad, es ser fieles a  nosotros mismos y encontrar nuestra propia verdad. Es una búsqueda personal que uno mismo tendrá que vivir y experimentar; nadie puede recorrer ese camino por nosotros. Una vez que hayamos entendido eso, podemos ayudar a otros en la base del respeto. Y esa es precisamente la piedra angular de familias sanas y felices que es la meta de todo ser humano.

Amar a otros es dar de nuestro tiempo y recursos sin esperar nada a cambio, mas que la satisfacción de saber que nuestras palabras tocaron el corazón de otra persona; así como alguien alguna vez nos ayudó desinteresadamente. 

Muchas veces no vimos la magnitud de la ayuda que nos estaban dando, solo ahora viendo en la distancia es que podemos decir: Gracias porque con tus palabras me demostraste que me amabas de verdad… gracias donde sea que te encuentres, porque ahora soy libre.

Aimée Padilla.