Testigo de Jehová ¿Qué harás en los próximos 6 años?

Según el Broadcasting de Enero 2020, el estudio cinematográfico en construcción espera ser terminado el 31 de Diciembre de  2026…¡significa que tenemos la vida garantizada por lo menos 6 años más!

Jehová estará ocupado supervisando el proyecto en Ramapo, NY. Así que vivamos felices durante estos años, sin temor a que llegue el Armagedón.

Tal vez amigo Testigo de Jehová, en los próximos 6 años puedes terminar una carrera universitaria que te dará una estabilidad económica en el futuro ó dedicar más tiempo a ti y a tu familia, tal vez puedas aprovechar para visitar a tus padres, hijos o familiares expulsados, el amor de una familia nunca falla, el amor de una secta si, el amor de una familia está contigo en todo momento, en tus triunfos y en tus derrotas, si te caes, ellos te ayudan a levantarte sin poner a prueba tu amor, ni condicionan el amor como lo hace la organización.

Tal vez quieras aprender a tocar ese instrumento que tanto te gusta pero que por estar en las reuniones o preparandote para ellas o saliendo a predicar un evangelio que no està en la biblia no puedas hacerlo.

Tal vez te gustaría hablarle a esa persona que tanto te gusta, no sabes si será el amor de tu vida, esa persona que es sincera, que te ama sin importar lo que hayas hecho.

Tal vez quieras viajar a dónde siempre has soñado, o escuches esa música que tanto te fascina…sin duda hay infinidad de cosas que no haces ahora por complacer a una organización que te pone reglas que ellos mismos inventan, que utilizan la biblia con pasajes del antiguo testamento para que dones “tus cosas valiosas”… tu tiempo, dinero y esfuerzo.

¿Te parece lógico servir a una organización que te pone fechas para que frenes tus metas pero cuando se trata de los planes y proyectos de ella…entonces..ya no hay límite de tiempo?

¿Te parece lógico servir a una organización que te anima a servir a Dios no por amor si no por temor a que seas destruído en el Armagedón?

¿Te parece lógico que te vendan la idea de que si le sirves a Jehová volverás a ver a tus seres queridos que murieron aunque ellos jamás hayan sido Testigos de Jehová?

¿Ya te diste cuenta que los hermanos que supervisan la construcción de sus estudios cinematográficos son profesionistas? ó ¿Por qué no te permiten estudiar una carrera universitaria? Ya que si la estudias eres materialista.. ¿Ya viste el lujo de todas sus instalaciones? ¿Que piensas qué diría Jesús quién “no tenía dónde recostar la cabeza?” Quién estudia una carrera universitaria, difícilmente llega a vivir una vida de opulencia, date la oportunidad de cuestionar las intenciones de ésta organización.

Los ex testigos de Jehová somos personas normales como tú, dejamos de creer en esa organización, tal vez muchos seamos ateos, u otros sigamos creyendo en Dios de alguna forma pero ya no creemos en una organización dirigida por hombres que se hacen llamar el “conducto de comunicación de Dios en la tierra”.

Todos nosotros somos felices, tenemos una conciencia tranquila, no tenemos que rendir cuentas a un ser humano, como se hace en la organización.

Todos nosotros te queremos, no te rechazamos, y te decimos esto, no porque “el Diablo” nos manipule como te lo han hecho creer sino porque queremos que disfrutes de tu libertad de pensamiento.

Te invitamos a reflexionar en qué harás con tu vida en estos próximos 6 años.

Israel Gless/Aimée Padilla

El ave fénix

Me escapé de ella y caí en medio de un desierto  nevado

Mis ropas blancas estaban  sangrantes y desgarradas

Su poderosa  voz asfixiaba mi mente

Cerré los ojos y me llevé las manos a las sienes

Bloqueando sus lamentos que me llaman

Temo oírla nuevamente y que me arrastre a su interior

Ese desierto se encontraba sombrío y helaba el alma

Me incorporé como pude pero caí nuevamente

Lágrimas salieron de mis ojos y al contacto con la nieve

Se convirtieron en preciosos zafiros

Tomé uno, su tacto era cálido y lloraba profusamente

Lo solté con violencia y el paisaje se tornó verde ante mis ojos

Intenté incorporarme por segunda vez pero volví a caer

Todo vestigio de divinidad en mi corazón desapareció

Volví a llorar y mis lágrimas se convirtieron en diamantes

Que caían a raudales a ambos lados de mi ser

Ella me dijo: “si te alejas de mí serás invisible”

Quise gritar pero sus azuladas manos cerraron mi garganta

Entonces cerré los ojos y respiré profundo

En el interior de mi corazón la miré en la distancia

Altiva, voraz y perniciosa

Siempre dispuesta a dañar al mas vulnerable

Y fue allí cuando su contorno se fue difuminando          

Transformándose en fina escarcha plateada

Tomé un puño de su recuerdo el cual olía a azufre

Me adentré en el ahora verde valle y lo enterré bajo un árbol

Su tronco comenzó a tornarse azul y sus ramas a blanquearse

El árbol cobró vida y comenzó a reírse de mí

Su risa burlona y sarcástica me resultó insulsa

El árbol quiso acercarse a mí pero no pudo moverse

La sonrisa desapareció de su rostro

Lo miré sin ningún dejo de temor

Por fin se dio cuenta que para mí era invisible

“Estoy cansada” –le dije- “ahora me retiro”

Di la media vuelta y el árbol intentó tocarme

Pero de mi esencia salió fuego que lo transformó en cristal

Una luz cegó mis ojos y mi cuerpo empezó a transformarse

De mi espalda salieron alas y a mis pies descansaba  lo que alguna vez fui

Volé a donde pertenezco, dejando atrás al árbol en su cárcel de cristal.

Aimée Padilla

Así fue mi despertar

La primera vez que escuché hablar sobre la Disonancia Cognitiva* se me hizo un concepto difícil de entender, no me daba cuenta que los conflictos emocionales que se estaban dando en mi interior encajaban en él.

Fue un proceso paulatino… no se dio de la noche a la mañana. Siempre algo dentro de mí me decía que la Organización Watchtower no era tan sincera como decía ser.

Desde que era pequeña sentía cierta reticencia con respecto a lo que supuestamente Jehová pedía de mí, tenía que ser testigo de Jehová en todo momento y no podía ir a la escuela como cualquier niña normal. En las reuniones se me enseñaba que la escuela era mi “territorio” así que todos los días sufría porque debía de darles testimonio a mis compañeros.

Cuando teníamos el receso en aquellos años en que cursé la educación primaria, mientras mis amigos jugaban yo no sabía cómo abordarlos pues mi mamá me daba revistas para que las colocara, así que lo que hacía era que las dejaba sobre mi pupitre con la esperanza de que algún amiguito se “interesara” en las publicaciones y yo pudiera iniciar una conversación; pero nadie lo hacía. De hecho ahora que escribo estas líneas, me veo a mi misma en el Salón de clases sola a la espera de algún “interesado” mientras todos los demás se divertían en una cancha de básquet que tenía la escuela.

Mi mamá constantemente me preguntaba si alguien había mostrado interés y le decía que no, entonces me sugirió que fuera yo quien tomara la iniciativa e iniciara la conversación.

Con mucha pena le hablé a mi mejor amiga pero de forma muy educada me dijo que no estaba interesada en mi mensaje, que ella era católica y que la respetara; eso hizo que me sintiera muy mal así que desistí de predicar. Cuando mi mamá me preguntaba que si seguía predicando, le decía que sí, pero realmente dejé de hacerlo porque sabía que mi amiga tenía razón: ella tenía su religión y yo debía de respetarla.

En la secundaria pasó lo mismo, quise predicarle a una chica y su respuesta fue: “no hay amigos cuando se habla de política y religión, soy católica y quiero me respetes, ¿a poco a ti te gustaría que te estuviera hablando de mi religión?” y supe que ella tenía razón, por lo tanto desistí en mi empeño de predicar; aunque se diera la oportunidad dejé de hacerlo, oculté el hecho de ser Testigo de Jehová, únicamente cuando salía en la conversación era que decía mi afiliación religiosa, los compañeros me decían: ¿y porque no nos dijiste? Y pues mi respuesta era: “Porque no vi motivo para hacerlo”, porque era la verdad ¿a quién le importa realmente de que religión eres para entablar una amistad?  Esa idea únicamente se encuentra en la mente de los testigos de Jehová.

De adulta lo mismo, en mi trabajo no decía que era Testigo de Jehová, pero cuando hubo el primer cumpleaños tuve que decirlo, me negué a aceptar la primer rebanada de pastel pero la festejada me dijo: esta rebanada te la doy con todo mi corazón, si la rechazas allá tú, así que se me hizo muy feo rechazar esa rebanada y me la comí… ¡con una tremenda culpa!

En los siguientes cumpleaños no felicitaba a las personas, pero si me comía el pastel. ¡Qué absurdo!  Eso me hizo sentir inmensamente mal ya que mis compañeros de trabajo siempre me entendían, siempre tan amables, cálidos y empáticos ante mis comportamientos raros: no los felicitaba, ni les daba regalos pero sí me comía el pastel o lo que hubieran llevado para festejar. Y así fue con posadas, abrazo de fin de año, etc. Todas las festividades así me las pase y siempre pensé: ¿Dónde dice en la Biblia específicamente que no se deben de celebrar los cumpleaños? En ningún momento veo que se adore al festejado ¿Por qué dice la Organización que el que cumple años es sujeto de veneración que solamente le pertenece a Jehová?

Otra cosa que me tenía sumamente alterada eran mis aficiones musicales y literarias: Me encanta la ficción, el horror, la fantasía…. Y de música me encanta el metal, sobre todo el sinfónico. Música que para la Organización Watchtower era cosa de Satanás.

Sufrí bullying en la Congregación por haber estudiado una carrera Universitaria, siempre desde la plataforma me lanzaban indirectas: “Hay algunas hermanitas que se las ha llevado Satanás, deben de ponerse a pensar que son un mal ejemplo para los demás jóvenes”. Asi que era muy infeliz, iba a las Reuniones porque supuestamente era “La verdad” pero no entendía porqué estaba tan triste, nunca daba lo suficiente. Como trabajaba y estudiaba solo salía a predicar los domingos, así que tenía poca actividad, reportaba 4 o 5 horas (en la época en que fui testigo de Jehová, había que predicar mínimo 12 horas al mes y tener cuando menos un estudiante de la Biblia) y constantemente me llamaban los ancianos para decirme que debía de incrementar mis horas de servicio, ya que los números que arrojaba mi tarjeta de publicador indicaban una enfermedad espiritual, así que eso me hacía muy desdichada.

(Ya en otros escritos míos he hablado de la experiencia que tuve con cierto abogado al que le estoy eternamente agradecida, pero pienso que debo de mencionarlo nuevamente para darle continuidad al hilo de mi narración)

Un dia en la predicación de casa en casa me tocó predicarle a un abogado y me dijo que él había estudiado con los Testigos de Jehova en CDMX hacia varios años atrás, pero que dejó de estudiar con ellos porque leyó a Raymond Franz, me dijo ¿Sabes quien es?  Yo le dije que no, entonces el se rió y negó con la cabeza: Cómo es posible que no sepas quien es el hermano Franz… para que veas como te han lavado el cerebro, busca su historia, vas a ver que no te dicen la verdad. La hermana que iba de mi compañera, me jalaba de la manga y quería que nos fuéramos, el abogado le dijo: “Oiga déjela que ella quiere escuchar”. Pero le hice caso a la hermana y me retiré.

Esa conversación me dejó muy perturbada, hará 10 años de eso , así que un día me metí a internet y puse en Google: Raymond Franz y salieron muchas páginas que hablaban de cosas apostatas, a Franz le decían “El Príncipe de los Apostatas” y como buena Testigo de Jehová adoctrinada, cerré de inmediato todas esas páginas porque sentía que estaba pecando contra Dios.

Corría el año 2017 que fue cuando mi interior explotó y desperté de golpe por lo que narraré a continuación:

Un día se hizo el anuncio de que la Congregación a la que yo asistía iba a desaparecer y se fusionaría con otras para “optimizar el Salón”. Eso se me hizo sumamente extraño puesto que teníamos buena asistencia… ¿cuál optimizar si el Salón estaba a rebosar con una asistencia de más de 100 personas? Y fue allí cuando no pude más y decidí que era el momento de hacerle frente a todas esas dudas que arraigaba en mi corazón. Me metí a internet y busqué en Google “Fusión de Congregaciones” y entonces me apareció el foro ExtJ.co  Aunque me temblaba la  mano porque tenía miedo de entrar a un sitio “apóstata” comencé a leer con avidez todas las experiencias que allí se narraban. Empecé a entender que no estaba loca, que no era la única que sentía que la organización JW no era “la verdad”. Alli encontré el libro “Crisis de Conciencia” de Raymond Franz y comencé a leerlo esa misma noche.

Raymond Franz perteneció al Cuerpo Gobernante de los TJ , hizo ese libro contando lo que pasaba en la sede de la secta allá en Brooklyn NY. Me dio una visión de lo que había detrás de cada Atalaya, de cada libro que los adeptos  leíamos y tomábamos como la verdad. Con el uso de la Biblia, Franz fue desmontando diversos temas doctrinales, los cuales  yo cotejaba para ver si realmente decía la verdad.

 No se cuantos días llevaba leyendo, me dormía en la madrugada… cuando de pronto, llegué a un punto de la lectura en donde me llegó el “insight”**

Espero poder describir de forma clara lo que me sucedió en cuestión de segundos:  una luz blanca me nubló la vista, me dolió terriblemente la cabeza justo en medio de la frente, los oídos comenzaron a zumbarme, la cabeza me daba vueltas, sentí náuseas. Como pude fui al baño a vomitar, y solo atinaba a decir  “Me han engañado, me han engañado” Y me puse a llorar, sentí miedo, rabia, angustia, impotencia y toda esa noche no pude dormir.

Me la pasé muy angustiada todos los demás días, me encontraba perdida y sin un propósito definido ya que toda mi vida estuvo basada en una mentira. ¿Qué es verdad? ¿Hay alguna verdad? ¿Quién define lo que es verdad?

Todo esto lo narro porque más de una persona me ha preguntado “¿Cómo le hago para dejar atrás a los testigos de Jehová?” Desde mi óptica no hay una verdad absoluta, cada quien debemos de buscar nuestra propia identidad espiritual.

Créanme que no es nada fácil ya que no hay una salida honorable del culto; es un trabajo diario y de lucha constante con todas las cicatrices que la secta dejó en mi sistema pero siempre me digo “Un día a la vez”.

Escribir para mí es terapia y plasmar mis ideas a través de estas líneas fortalecen mi interior y me ayudan a sobrellevar mi paso por esta secta destructiva.

Puedo decirles que hay vida después de los testigos de Jehová, cada día intento dar lo mejor de mí, cada día disfruto el hecho de estar viva y poder abrazar a mis seres queridos que aún están a mi lado. Ahora soy muy feliz pues estoy tomando las riendas de mi vida asumiendo la responsabilidad de mis actos como cualquier adulto sano lo haría. No hago separación entre personas, el término “mundanos” con los cuales no hay que relacionarse quedó en el pasado. Duermo tranquila en las noches sin estar con el temor constante de no dar lo suficiente para la Organización y que mi nombre sea borrado del libro del recuerdo de Jehová.

En cada uno de nosotros se encuentra el deseo y la voluntad de ser libres, solo que cada quien a su ritmo y según sus circunstancias de vida. Sin lugar a dudas “Alejarme de Jehová” es decir, de la Organización JW es la mejor decisión que pude haber tomado.

Aimée Padilla

* En psicología, el término disonancia cognitiva hace referencia a la tensión o desarmonía interna del sistema de ideas, creencias y emociones (cogniciones) que percibe una persona que tiene al mismo tiempo dos pensamientos que están en conflicto, o por un comportamiento que entra en conflicto con sus creencias. Es decir, el término se refiere a la percepción de incompatibilidad de dos cogniciones simultáneas, todo lo cual puede impactar sobre sus actitudes.

** insight es un término utilizado en psicología proveniente del inglés que se puede traducir al español como “visión interna” o más genéricamente “percepción” o “entendimiento”. Mediante un insight el sujeto “capta”, “internaliza” o comprende, una “verdad” revelada. Puede ocurrir inesperadamente, luego de un trabajo profundo, simbólicamente, o mediante el empleo de diversas técnicas afines.

“Demostremos con hechos que amamos de verdad”

Este fue el tema de uno de los artículos de estudio de la Atalaya que analicé cuando me di cuenta que la Organización JW era una secta coercitiva. Aún no entendía muy bien como “leer entre líneas” la  manipulación mental de la que estaba siendo objeto cuando asistía a las Reuniones, pero realmente me impactó el discurso pasivo-agresivo que la Organización disertaba con total desfachatez y no daba crédito a lo que mi mente absorbía.

El amor es un tópico recurrente en todo momento para que el testigo de Jehová se sienta identificado con la información y pueda culpabilizarse, ya que obviamente las métricas de la secta siempre son infinitamente altas e imposibles de alcanzar.

Un ejemplo de ello, es que se ve como una muestra de amor el informarle a los ancianos sobre nuestra vida privada para que estos nos den consejos que repercuten en la misma, así que el culto puede utilizar cualquier discurso que desee y darle ese sesgo del amor para que el adepto piense que el punto de vista de la organización es correcto. Lamentablemente el testigo de a pie ve la información como “verdadera” y no se atreve a cuestionar lo que se le dice (que muchas veces no tiene sustento bíblico), entonces actúa en base a dichos “consejos” que se le dieron y no lo hace por cuenta propia, haciéndose responsable de sus actos como cualquier persona emocionalmente madura lo haría.

Así que una vez expuesto lo anterior entraré en materia.

El artículo en cuestión es el de la Atalaya de Octubre 2017, en especial me llamaron la atención los párrafos 6 a 9 que transcribo a continuación:

w17 Octubre  Págs 7 a 11 “Demostremos con hechos que amamos de verdad”

6, 7. a) ¿Qué es el amor “sin hipocresía”? b) ¿Cuáles son algunos ejemplos de amor falso?
6 El apóstol Juan dijo que debemos amar “en hecho y verdad”. En otras palabras, nuestro amor debe ser “sin hipocresía” (Rom. 12:9; 2 Cor. 6:6). Esto quiere decir que no podemos fingir que estamos mostrando amor, como si lleváramos puesta una máscara. Si actuamos con hipocresía, nuestro amor será falso, una imitación de ningún valor.
7 Veamos algunos ejemplos de amor falso. Cuando Satanás habló con Eva en el jardín de Edén, fingió estar interesado en su bienestar. Pero en realidad estaba siendo hipócrita y egoísta (Gén. 3:4, 5). Otro caso es el de Ahitofel, que fingía ser amigo del rey David pero lo traicionó cuando vio la oportunidad de beneficiarse (2 Sam. 15:31). Hoy día, los apóstatas y otras personas que buscan dividir a la congregación usan “palabras melosas” y adulan a otros cristianos para hacerles creer que los aman. Pero sus verdaderas intenciones son egoístas (Rom. 16:17, 18).
8. ¿Qué debemos preguntarnos?
Usar el amor para engañar a los demás es algo especialmente reprensible. Se puede engañar a los seres humanos, pero no a Jehová. Jesús dijo que quienes actúan como los hipócritas serán castigados “con la mayor severidad” (Mat. 24:51). Por supuesto, los siervos de Jehová no queremos ser nunca hipócritas. Por eso debemos preguntarnos: “¿Es mi amor siempre sincero, sin egoísmo ni engaño?”. A continuación, veremos nueve maneras de mostrar amor “sin hipocresía”.

9. Si de veras amamos a los hermanos, ¿qué haremos?

Sirvamos de buena gana aunque otros no vean lo que hacemos. Debemos estar dispuestos a hacer cosas buenas por nuestros hermanos “en secreto”, o sea, sin que los demás se enteren (lea Mateo 6:1-4). Ananías y Safira hicieron lo contrario. Ellos querían que los demás supieran que habían hecho una donación. Además, mintieron con descaro sobre cuánto dinero habían dado. Así que Dios los castigó por hipócritas (Hech. 5:1-10). Si de veras amamos a los hermanos, con gusto haremos cosas por ellos sin tratar de que los demás sepan lo que hicimos. Podemos aprender de los hermanos que ayudan al Cuerpo Gobernante a preparar el alimento espiritual. Ellos no llaman la atención sobre sí mismos ni revelan en qué han trabajado.

Fuente: https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2017602

Aquí la secta se atreve a decirnos qué es amor verdadero y qué es amor falso o hipócrita y llama la atención a que los apóstatas usan palabras melosas pues su verdadera intención es engañar a los hermanos y que quienes actúan así serán castigados con mayor severidad. ¿Es eso realmente así?

Cuando empecé a dudar de las doctrinas de la JW, leía a escondidas sitios de los llamados “apóstatas”.

Quienes han pasado por la misma experiencia que yo no me dejarán mentir. Sentíamos miedo ya que nos dijeron que los apóstatas eran lobos que nos iban a extraviar, pero era tanta nuestra necesidad de saber la verdad, que decidimos seguir investigando para poder saciar ese acuciante deseo de respuestas a  nuestras constantes preguntas con respecto a la veracidad de la información que la Organización nos daba.

No me arrepiento de haberme dado la oportunidad de investigar mas allá de las publicaciones de la JW, pues ahora soy activista y muchos de los que me ayudaron a despertar son mis amigos y puedo dar fe de que los párrafos transcritos líneas mas arriba, son muy tendenciosos, ya que los ex testigos lo único que deseamos es que los testigos de Jehová se den cuenta de que están  metidos en una Organización dirigida por hombres y no por Dios. Nos acusan de querer engañar a los hermanos para extraviarlos (sinónimo de sacarlos de la secta) y por lo cual seremos “castigados ‘con la mayor severidad'” Pero ahora que me doy libertad de cuestionar a la Organización, entiendo que quien no está siendo sincera es ella.

Sus líderes hablan de amor pero muestran opacidad en asuntos tan serios como sus finanzas, las cuales se sostienen por “donaciones voluntarias”.

Su sentido de urgencia es ambivalente, pues por un lado “el fin está a la vuelta de la esquina” y por otro lado vemos la construcción de lujosos edificios como el mega complejo estudio cinematográfico en Ramapo NY; sin embargo el testigo justificará las acciones irracionales de la secta, escudándose en que Jehová es quien mueve los asuntos (aunque no se entienda bien el porqué de los mismos) y esos edificios serán de vital importancia durante la Gran Tribulación. He aquí el peligro de esta secta pues sus miembros dan a manos llenas sin poder reaccionar y darse cuenta del engaño.

A nivel local podemos dar testimonio, de como los Salones del Reino prácticamente fueron arrebatados de las manos de sus verdaderos dueños, es decir: los hermanos que cooperaron con mucho sacrificio para comprar un lugar donde reunirse dignamente.

Recuerdo que cuando se compró el Salón del Reino al cual asistí, se hicieron muchas actividades para recaudar fondos ya que no teníamos el dinero suficiente para comprar el terreno, al final la Sucursal de México las vio con malos ojos, puesto que la obra se sostiene por donaciones voluntarias y no debimos  haber hecho ventas de garaje. Sin embargo cuando el Salón terminó de construirse, se escrituró a nombre de la Watchtower. ¿Quién usó  palabras melosas y actuó engañosamente para apropiarse de los bienes de los fieles? ¿Quién debe ser reprendida con severidad?

Regresando a la publicación en cuestión, menciona en el párrafo 9 que debemos de servir de buena gana aunque otros no vean lo que hacemos, y ponen de ejemplo a los hermanos que ayudan al Cuerpo Gobernante a preparar el alimento espiritual.

¿Pero qué puede decirse de los miembros del Cuerpo Gobernante? ¿No los vemos usando rolex o trajes costosos llamando así la atención hacia su persona? Puede que alguien diga: ¡Oh! Es que hermanos con buena solvencia económica les han hecho esos obsequios. Siendo así ¿Están imitando la humildad de Cristo quien no tenía donde recostar la cabeza?

¿Por qué el testigo de Jehová no puede usar su dinero para las causas benéficas que se acomoden a su manera de sentir? ¿por qué no puede simplemente dar amor sin esperar que  la contraparte sea un testigo de Jehová? ¿por qué tiene que salir “la sugerencia” en un estudio de La Atalaya para que se visite a los adultos mayores u otros hermanos enfermos para que se actúe en consecuencia?

¿Por qué el testigo de Jehová  no puede demostrar con hechos su amor, tan solo por el simple gusto de hacerlo? ¿Por qué le tienen que poner una serie de pautas para demostrar que su amor es auténtico y sin hipocresía?

Desde mi punto de vista Demostrar con hechos que amamos de verdad, es ser fieles a  nosotros mismos y encontrar nuestra propia verdad. Es una búsqueda personal que uno mismo tendrá que vivir y experimentar; nadie puede recorrer ese camino por nosotros. Una vez que hayamos entendido eso, podemos ayudar a otros en la base del respeto. Y esa es precisamente la piedra angular de familias sanas y felices que es la meta de todo ser humano.

Amar a otros es dar de nuestro tiempo y recursos sin esperar nada a cambio, mas que la satisfacción de saber que nuestras palabras tocaron el corazón de otra persona; así como alguien alguna vez nos ayudó desinteresadamente. 

Muchas veces no vimos la magnitud de la ayuda que nos estaban dando, solo ahora viendo en la distancia es que podemos decir: Gracias porque con tus palabras me demostraste que me amabas de verdad… gracias donde sea que te encuentres, porque ahora soy libre.

Aimée Padilla.

El abismo

Como niña testigo de Jehová, inadaptada en este mundo real tuve que crearme un alter ego que era el que escribía y soñaba, el que podía escaparse de todas las restricciones de la secta. Así que desde que tengo uso de razón hubo cierta dualidad en mí provocada por el culto: todo lo que a mí me  gustaba era malo, mi música, mis libros… todo era malo, así que mi escritura durante ese período oscuro de mi vida era lúgubre pues fue mi medio de escape.

Ahora a casi tres años de haber despertado, puedo ponerme de pie y ver hacia atrás para darme cuenta que al  fin puedo ser YO, sin ocultar lo que escribo, leo o pienso.

El siguiente escrito lo hice en un período de búsqueda interior hace algunos años, cuando muy en el fondo mi corazón gritaba con ahínco por encontrar una lógica a todos los sinsentidos que me vi obligada a aceptar como verdad.

Ahora puedo por fin decir ¡Soy libre! ¡Ningún abismo me consumirá!

El abismo

Anoche me asomé al abismo y su resplandor me cautivó… realmente era fascinante y no podía dejar de contemplarlo embelesada. Sus negros tentáculos oscilaban en un cálido vaivén hipnótico. Quise retirar la mirada de él pero sus destellos de ónix líquido centelleaban sin parar, en una especie de sinfonía demencial.

El abismo me dijo que me alejara de él pues podría hacerme daño, de lo contrario, él tendría que hacerlo para protegerme, pero simplemente no pude… era tan hermoso su resplandor, en tonos grises azulados.

Dí un paso al frente y sentí como me arrastraba hacia sus entrañas, mi cuerpo comenzó a sentir una especie de vértigo e  hizo que cayera sobre mis rodillas. Tenía el estómago revuelto sin embargo nada salió de mi interior, tan solo una pena indescriptible que comenzó a recorrer todas mis venas. Ese calor subió desde mis piernas a mis brazos y se posó en mi cabeza que estaba a punto de explotar. De mi boca salió un aullido que me hizo llevar las manos a la cabeza y mis lágrimas se volcaron en un torrente de cristalinos diamantes.

– ¿Lo ves?  Te dije que era maligno –dijo el abismo sin ninguna emoción  ni sentimiento. Su voz era clara y audible para mí, aunque tal vez nadie pudiese escucharlo ni entenderlo mas que yo.
– ¿Por qué me haces daño? –dije a sabiendas de lo que respondería.
– Por que es mi naturaleza y no puedo cambiar, los abismos somos insondables y profundos, somos extremadamente  bellos, tenemos una belleza oscura y perversa que solo puede ser comprendida por almas similares; y no por ello quiere decir que no las perjudicaremos.
– ¿Por qué entonces quieres protegerme? –pregunté con voz entrecortado por el llanto.

El abismo se quedó callado y me miró con sus negros ojos llenos de sabiduría enfermiza; abrió la boca y la cerró… negó con su cabeza y eliminó el pensamiento que estaba a punto de revelarme, pero yo le sostuve la mirada en forma escrutadora al grado que se incomodó y con un leve suspiro dijo:

– Este paraje que ves no lo es todo, es tan solo la esfera mas oscura del abismo; al otro lado del pináculo mas alto, te encontrarás con un valle blanco como la nieve. Ese paraje nevado lucha conmigo por el dominio del Universo, es una lucha constante por el territorio del pensamiento y muchas veces tengo que ceder a sus peticiones para que haya una coexistencia armónica, de lo contrario sería el caos y explotaríamos en mil pedazos. En ese lugar vive la paz y la armonía, hay felicidad descomunal y desquiciantemente colorida. Si no me alejo de ti, es muy probable que el lado luminoso comience a invadirme hasta el punto de la muerte y eso no puedo permitirlo. No soy bueno contigo, simplemente me protejo a mí mismo.

Alcé la vista al paisaje que me mostraba el abismo y era aterrador pero no podía negar su extrema belleza oscura, una belleza única y genuina, incomprendida por la mayoría de la humanidad, incluído el mismo.

Me incorporé con mucha dificultad, dejándolo a un lado para poder observar por mi misma aquel extraño lugar. Era muy cálido, casi febril y el ambiente se sentía pesado. A lo lejos pude divisar un huerto de manzanos así que me dirigí hacia él. Los árboles se veían grises y marchitos, pero daban un fruto saludablemente rojo… que extraño- pensé- pero debiera ser lo que el dijo: la extraña armonía entre ambos valles: el oscuro y el de luz.  Alcé mi mano y cogí una suculenta  manzana y pude notar que era comestible, aspiré su delicioso aroma y vi que estaba en perfectas condiciones.  Decidí guardarla para otro momento.

Seguí caminando y pasé por un rio de aguas cristalinas, pero el fondo del mismo estaba tapizado de piedrecillas negras, lo cual le daban al rio el aspecto de que era negro. Me incliné sobre la orilla y metí mi mano para tomar una piedra, el agua también era tibia al igual que la roca, esta era redonda y lisa, como cualquier piedra de río, pero al contacto con el sol, la piedra relucía como una perla negra. Esbocé una sonrisa ante la belleza de ese enigmático Universo, inalcanzable para muchos de nosotros, que jamás comprenderíamos en forma cabal lo que era formar parte de él, pero que nos sentíamos agradecidos por haberlo descubierto.

Aimée Padilla

“Nacer en la verdad”

Mi abuela paterna era considerada una rebelde a la vista de los testigos de Jehová. Fue una mujer celosa en su servicio a la religión y una de las pioneras en dar a conocer la “verdad” en México allá por los años 40’s del siglo pasado.

Pero ¿por qué a la vista de los demás era una rebelde? Incluso yo así la veía cuando escuchaba sus comentarios y no entendía  su manera de pensar.

Ella tenía la firme creencia de que no  había que informar la cantidad de horas que dedicaba a la actividad de casa en casa, ya que razonaba de la siguiente manera: “Eso no está en la Biblia”, y constantemente tenía pláticas con los ancianos ya que se negaba a entregar un informe de predicación… aunque al final lo hacía.

De la misma forma, cuando era la visita del Superintendente de Circuito no salía a la predicación ya que decía: “Bueno ¿Qué ese señor es el papa, por qué debo de salir?  ¡Ah! A los ancianos nunca se les ve en el servicio, pero cuando llega el de Circuito son los primeros en estar allí”

Cuando hacía esos comentarios delante de otros hermanos, yo contenía la respiración y pensaba:  “Ay abuelita ¿por qué eres tan rebelde? ¿por qué  no apoyas las recomendaciones que da la Organización?”

Lo que yo no entendía en ese momento es que mi abuelita al no haber nacido “en la verdad”, aún tenía en funcionamiento su pensamiento crítico, el cual no había sido aplastado del todo.

He leído comentarios en últimas fechas, en donde a los testigos de Jehová que no abren los ojos ante tanta evidencia que hay ahora contra la JW, se les atribuyen calificativos tales como: tontos ó necios; yo prefiero no usar esas expresiones por lo que relataré a continuación.

En mi experiencia personal, les diré que yo tardé unos 10 años en darme cuenta  que me estaban mintiendo desde el primer contacto que tuve con la “apostasía”.

Estando en la predicación me tocó hablar con un abogado… fue el primero que me habló del hermano Franz. Recuerdo que en ese momento  me dijo: “¿Sabe usted quien es Raymond Franz?” Le contesté que no. Entonces me dijo: “Que terrible es que ustedes los testigos de Jehová no conozcan la historia de su Organización”.

Hablé con él durante más de una hora, intentó hacerme ver la mentira en la que me encontraba metida, pero yo ciegamente defendí a la Organización, con débiles frases ya estudiadas de manual: “La Organización de Jehová es perfecta, los imperfectos somos nosotros”  “Jehová mueve los asuntos a su debido tiempo” pero vez tras vez, mi interlocutor tenía una pregunta a la cual no podía responderle con argumentos válidos… Cuando regresé a casa, busqué en internet “Raymond Franz” y me salieron  muchísimas entradas, en una de ellas recuerdo que decía: “Raymond Franz el príncipe de los apóstatas”,  me asusté mucho por lo cual cerré el buscador y con el corazón latiendo aceleradamente, le hice una oración a Jehová pidiéndole perdón por estar buscando información apóstata.

La idea me estuvo dando vueltas durante algunas semanas, pero terminé por olvidar el asunto y me aferré más a las doctrinas de la secta.

Así que como persona que nació en la verdad, nunca tuve manera de contrastar información distinta a la que se me inculcó desde mi tierna infancia, siempre di por sentado que los testigos de Jehová eran la única organización aprobada por Dios, todos los demás estaban mal.

Mi abuelita se topó con los testigos de Jehová siendo adulta, se aferró a sus enseñanzas y fue una devota seguidora del culto. Crió a sus hijos en ese camino, pero debido a que perteneció a otra religión podía ver con claridad que había cosas que no tenían sentido y es cuando protestaba.

Yo la veía con una mezcla de admiración y asombro ante su “rebeldía”, cómo se enfrentaba a los ancianos para poder sostener su punto de vista en un México por demás machista, aunado al  machismo que impera dentro de la Watchtower. Nunca se dejó amedrentar y lamento que ahora  no esté conmigo.

Ya estando despierta me está costando muchísimo quitar de mi sistema todo vestigio de la Organización, pues me quedé sin familia extendida, sin amigos, además de que tengo problemas para socializar con las demás personas y establecer límites sanos, intento siempre justificar a los demás y me olvido de mí misma ya que siempre los antepongo porque eso es lo que se me enseñó  dentro de la Organización.

Empecé a escribir en foros de ex testigos de Jehová para poder  sanar mis heridas emocionales y pronto me di cuenta que había muchas personas que se encontraban pasando por situaciones mucho mas difíciles que la mía y les estoy eternamente agradecida, ya que sus experiencias me tocaron el alma y me han dado las fuerzas para seguir adelante con las historias que aún me faltan por contar.

Los testigos de Jehová son personas normales como todo ser humano, pero se les inculca la idea de que son únicos y especiales, que forman parte de cierta élite. Esto se refuerza vez tras vez en sus publicaciones; recordemos a Hassan y su libro sobre técnicas de manipulación mental de las sectas y la repetición es una de las tantas técnicas que usa esta organización coercitiva para grabar a punta de diamante ideas irracionales en la psique de los testigos de Jehová.

Quienes nacimos dentro del culto, nunca supimos lo que era celebrar un cumpleaños, saludar la bandera o tan siquiera decir “salud” a alguien que estornuda, todo eso era malo a la vista de Jehová y nos hicieron sentir sumamente mal por cosas que para el resto del mundo eran algo normal… porque lo son, pero es necesario que el adepto se mantenga aislado de los demás para poder controlarlo y si esto se hace desde la tierna infancia, la personalidad del individuo queda  marcada y su capacidad para poder reconocer algo ilógico es mas difícil. Esa es la percepción que tengo ahora que me encuentro fuera.

He tenido que tomar terapia psicológica para poder rehacer mi vida y renacer de las cenizas, toda  mi vida acudí a los ancianos por ayuda cuando se me presentaba un problema, pero al darme cuenta que tenía el control total de la misma me dio pánico, porque no sabía que sería de mi sin alguien que me dijera lo que debía de hacer; y no estoy hablando en este momento de un tema doctrinal, si no de qué haría con mi vida en el pleno sentido de la palabra.

Aún caigo en periodos de depresión pero estos son cada vez menos frecuentes, estoy aprendiendo a ser independiente, segura de mi misma, estoy aprendiendo a controlar mis emociones y a reirme de mis desaciertos. Trato de ser honesta conmigo  misma y tomar el  mejor camino para mí el cual no necesariamente es el que yo quiero. Me reinvento todos los días y aprendo de mis fracasos, eso es la resiliencia y estoy aún  muy lejos de llegar a mi meta.

Estoy disfrutando plenamente en este viaje de descubrimiento, saboreando todos los días por tener la oportunidad de ser mejor persona y compartir lo que siento con los demás. Es un sentimiento que llevo en el corazón ya que alguien  en el pasado se interesó en mi sin conocerme… cuanto lamento no haber escuchado a aquel abogado hace 10 años pues mi vida sería otra, cuanto lamento no saber su nombre, cuanto lamento no poder darle las gracias en persona y decirle que él dio el empujón inicial en este camino hacia mi libertad de pensamiento.

Así que cuando me topo con algún testigo de Jehová que defiende férreamente a la secta, trato de recordar que fui como ellos pero que gracias al activismo me encuentro escribiendo estas líneas. Espero como siempre, que con mis palabras muchos lleguen a sentirse identificados. No me cansaré de repetir una y otra vez: testigos de Jehová por favor investiguen más allá de las publicaciones oficiales de la organización JW, usen su pensamiento crítico, tomen el control de sus vidas y de su propia verdad. No permitan que pase mas el tiempo y sigan dando sus energías y recursos a una Organización que no se interesa por ustedes.

Y lo que más lamento aún, es no poder decirle a mi abuelita “perdón si llegué a pensar que eras una rebelde”, si aún viviera ya hubiera hablado con ella así como lo hice con otros familiares. Se que ella sí me hubiera escuchado y me diría: “Oh… entonces no era yo una rebelde” Y yo le respondería: “Claro que no abuelita… no eras una rebelde, eras una visionaria”.

Aimée Padilla.

Hidden Place

Estoy por cumplir 3 años como Ex-Testigo de Jehová, aún recuerdo como si fuera ayer el día que me inscribí en el foro Comunidad Extj con mano temblorosa y tuve que pasar por una serie de procesos muy dolorosos conforme mis ojos se fueron abriendo.

El escrito que compartiré a continuación, lo hice precisamente por esas fechas, describiendo la manera en como me sentía a medida que fui dándome cuenta de que la “verdad” que me habían enseñado, no era tal.

Como si de un árbol se tratara, mi escencia ha ido madurando con el paso del tiempo… Soy un árbol único que a veces da frutos, a veces da espinas y en este momento da flores… Hermosas y radiantes flores de color rosa bañadas con cálidos destellos áureos. En ocasiones pensé que me quedaría estancada en el fondo del lúgubre lago, pero siempre hubo una mano amiga que me dijo: ¡No te des por vencida! Tienes que luchar y desenterrar gemas valiosas de conocimiento que son la llave de tu libertad de pensamiento.

Hubo un tiempo en que usaba un avatar: el de la perrita Frida rescatista pero ella quedó atrás cuando entendí que no debía permitir que otras personas tomaran decisiones sobre mi vida, Frida fue mi funda entrañable que me protegió de todos los temores que yo sentía hacia la Organización JW, pero hoy puedo decir que estoy en paz y a  punto de dar la vuelta a la página.

Tengo una fecha tentativa de decir adiós, pero me la reservo de momento. Es  tiempo de ser al fin YO, tengo que hacer crecer este árbol que está emergiendo en mi corazón con una fuerza impetuosa que me llena de felicidad y levantar la cabeza muy en alto para iniciar la vida que siempre quise tener.

Les agradezco infinitamente a todos y cada uno de mis amigos que me ayudaron aún sin conocerme en persona, que siempre estuvieron al pendiente de mi, ya sea con mensajes, llamadas… Que nunca me abandonaron aunque muchas veces estuve ausente… No quería lastimarlos cuando produje “espinas”. Ellos saben perfectamente a quienes me refiero.

Muchas gracias por estar a  mi lado siempre y perdón si alguna vez les hice daño con mi ausencia.

Les mando un fuerte abrazo queridos amigos.

Hidden Place

Caminando por el bosque, me encontré enterrado en lo mas profundo de la tierra, un extraño libro. Su cubierta  me contemplaba con un rostro familiar… cuando lo abrí, cual sería mi sorpresa, que este comenzó a escribir ante mis ojos la historia de mi vida… Yo  no cabía en la sorpresa y corrí lo mas aprisa que pude y al primer extraño que encontré, le enseñé el libro. El hombre me contemplaba con perplejidad y al abrir el libro, este  había borrado todas y cada una de sus páginas. El tipo me miró en tono burlón y me dijo que estaba chiflada e inmediatamente se alejó de mí.

Lo abrí nuevamente, y delante de mis ojos, se contaba hasta el último minuto de mi existencia. La última página rezaba:

“Y ella buscó por todos los medios quien le creyera, pero nadie lo hizo, entonces, casi a punto del llanto, se sintió totalmente confundida”

Cerré de un golpe la cubierta  y arrojé el libro con todas las fuerzas que pude reunir en mi mano izquierda, pero del centro de las aguas del cristalino lago, emergió una doncella de largos cabellos de oro. Su forma era etérea e irradiaba una belleza indescriptible, su voz, era como el chocar de las olas contra los acantilados, esa voz irradiaba paz y armonía.

Me quedé boquiabierta mientras la fantasmal mujer se dirigía hacia mí con el libro entre sus manos y me lo entregaba de vuelta. Sus profundos ojos de cuencas vacías parecían mirarme con bondad. Ella sonrió mientras yo tomaba el libro… Con un movimiento de su mano, me indicó que lo abriera. El libro decía:

“Y la doncella del bosque verde impidió que la joven destruyera el libro, cuya importancia ella desconocía…”

La miré nuevamente y ella me dijo:

“Vuelve al lugar donde lo encontraste, y entiérralo… verás lo que sucede”

Abrí mi boca para protestar, pero sus largos y hermosos dedos se posaron en mis labios para silenciarlos… “No digas nada, aún no entiendes… solo haz lo que te digo” Y nuevamente se marchó caminando sobre las aguas… que ahora parecían de color escarlata.

Regresé sobre mis pasos en busca del lugar exacto donde desenterré el libro, y allí estaba… la tierra removida tal y como la dejé la última vez. Antes de sepultarlo, abrí nuevamente sus páginas y este decía:

“Y la joven estaba a punto de sepultar el libro, a la espera de un futuro que ella temía vislumbrar..”

Avancé en las páginas y las demás estaban en blanco. El libro solo escribía lo que yo hacía en ese preciso momento.

Lo sepulté y mis manos quedaron cubiertas de barro. Las contemple… frías y rojizas. Me alejé a cierta distancia, a la espera de lo que pudiera suceder… cuando de pronto, sentí un ligero cosquilleo en mis manos. Las volví a contemplar, y estas, ya no estaban cubiertas de barro, ante mis ojos, comenzaron a tornarse verdes.

De mis pies, salieron raíces, y de mis brazos salieron ramas. Comencé a crecer y mi follaje se hizo majestuoso. Un nuevo corazón comenzó a latir en mi interior. Con mis nuevos ojos, contemplé a las demás personas, que como yo, habían tenido la fortuna de encontrarse aquel extraño libro. Todas me miraban felices, dándome la bienvenida, a este nuevo y glorioso mundo que solo nosotros conocíamos.

Aimée Padilla

Sigamos las instrucciones del Cuerpo Gobernante “Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores (Rom 13:1)”

(Escrito publicado en extj.co 13-03-2020)

La siguiente historia va dirigida al Cuerpo Gobernante, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia…

Imagina que enciendes la radio ó la televisión y escuchas en las noticias: 1 millón de contagiados por el Coronavirus en todo el mundo. La pandemia ya estaba declarada pero nadie se imaginó que el virus se expandiera a esa velocidad tan vertiginosa en tan solo unas pocas semanas.

Inmediatamente coges el teléfono y llamas a los ancianos para  ver qué tipo de arreglos son los que se harán, de la misma forma estás en contacto con tus amigos para decirles lo que acabas de escuchar… los ancianos les instruyen: <<No falten el día de mañana al Salón del Reino pues tenemos instrucciones por parte del Cuerpo Gobernante.>>

Llega el tan esperado día en que los citaron en el Salón, vas temeroso ó temerosa y con muchas ansias por saber de qué forma el Esclavo Fiel y Prudente mediante la guía del espíritu santo es que va a instruir al Pueblo de Jehová para protegerlo ante esta calamidad. Recuerdas el texto de Isaías 40:11 que dice: “Cuidará de  su rebaño como un pastor. Con su brazo juntará a los corderos, y junto a su pecho los llevará. Guiará con delicadeza a las ovejas que estén amamantando a sus crías”  Y con ilusión esperas la manera en que Jehová les instruirá pues tú visualizas un futuro  negro y te sientes perdido, piensas que muy pronto la enfermedad llegará a tu comunidad y temes por tus seres queridos.

Te sientas, tomas papel y bolígrafo y con mano temblorosa miras expectante al hermano anciano coordinador que se para en la plataforma, acomoda sus papeles, su corbata, toma agua, acomoda el micrófono, sube el atril, mira al auditorio con rostro solemne y les dice:

“Queridos hermanos, el Cuerpo Gobernante nos ha mandado la siguiente información para que sea tomada en cuenta ante este terrible virus que está colapsando al mundo entero. Ya sabíamos que esto estaba profetizado y no debemos de temer pero aún así es necesario tomar en cuenta estos recordatorios y seguir al pie de la letra la instrucción que nuestros queridos hermanos nos proveen…”

Sientes que tu corazón se acelera… ¿Qué irá a decir el Esclavo?  ¿Se irán a construir hospitales? Ya que los testigos de Jehová son reconocidos en todo el mundo por la velocidad con que construyen Salones del Reino. Recuerdas haber leído recientemente un artículo que decía que China *construyó un hospital en 10 días, y eso que no tienen la bendición de Jehová… Además de que hay muchos hermanos profesionales en el campo de la medicina, seguramente se harán disponibles para ayudar a los hermanos que se hayan contagiado. También supones que les ayudarán con cubre bocas, materiales de limpieza ó víveres que ya se han escaseado en tu comunidad, ves tu despensa y te pones nervioso porque esta se encuentra cada vez  mas desabastecida. .
*https://cnnespanol.cnn.com/2020/02/08/china-acaba-de-construir-un-hospital-en-10-dias-asi-lo-logro/

Las Reuniones se han cancelado, también las Asambleas, la predicación… estas muy preocupado por tu salud espiritual, y aunque la información se hace disponible a través de  internet y se han hecho los arreglos necesarios para que cada quien siga las reuniones en casas particulares, sientes que no es lo mismo ya que necesitas el compañerismo espiritual de la entera Congregación.

Vuelves a mirar con ansias al hermano anciano, tu pulso se acelera aún  más pues ya deseas saber qué es lo que debes hacer, cómo vas a salir adelante de esta Pandemia.

Entonces se dirige al auditorio diciendo:
“El Cuerpo Gobernante nos mandó la siguiente carta que dice:

A LAS CONGREGACIONES

Asunto: Cómo hacer frente a la enfermedad contagiosa Coronavirus

Estimados hermanos:
Muchos han expresado su preocupación ante la pandemia del coronavirus y como está afectando a nuestros hermanos en todo el mundo. La presente carta tiene como motivo ofrecer recordatorios espirituales y guía útil para que sea aplicada en su localidad.

¿Qué medidas prácticas puedo tomar para protegerme y para proteger a los
hermanos de la congregación?
Podemos demostrar “sabiduría práctica” siguiendo algunas recomendaciones
(Prov. 3:21). Según los expertos, lo mejor que una persona puede hacer es lavarse las
manos con frecuencia con agua y jabón, llevar mascarilla al salir de casa y evitar los
lugares abarrotados de gente. Si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar, busque
atención médica de inmediato. Los publicadores de la congregación hacen bien al
seguir las advertencias de última hora que den las autoridades y al analizar los
artículos sobre este tema citados en nuestras publicaciones, como ¡Despertad! núm. 6
de 2016, páginas 4 a 6; ¡Despertad! de junio de 2015, páginas 3 a 5; y ¡Despertad! del
22 de junio de 1989, páginas 18 a 21

El coronavirus puede transmitirse de persona a persona. Filipenses 2:4 nos dice
que debemos “busca[r] no solo [nuestros] propios intereses, sino también los de los
demás”. Por lo tanto, si tiene síntomas de gripe, aunque sean en su fase inicial, es mejor
limitar el contacto con otras personas para protegerlas de una posible infección. Si un
publicador presenta síntomas de la enfermedad, debe seguir el sabio consejo de evitar el
contacto estrecho con los hermanos mientras tenga el virus (Juan 13:35). Los ancianos
deben ayudar a estos hermanos a aprovechar al máximo otros medios para ver las
reuniones.

¿Cómo afectará a la actividad de mi congregación si hay un brote epidémico del
virus en mi localidad?
Aunque es apropiado tomar con seriedad la situación actual, no debemos
reaccionar de forma exagerada ni caer presa del pánico, pues esto tendría un efecto
negativo en nuestra rutina espiritual. La información se les continuará proveyendo en forma electrónica para que siga siendo vista en casas particulares. Los ancianos coordinarán con la entera congregación la forma en que el alimento espiritual se les seguirá distribuyendo ya que no todos los hermanos cuentan con internet, así como también estarán atentos a que se siga la rutina espiritual para el beneficio de todos, también los ancianos estarán al pendiente de los anuncios que hagan las autoridades municipales y de esta forma les tengan bien informados a todos en la congregación y actuar en consecuencia.

Los siervos de Jehová sabemos muy bien lo que ocurrirá en la parte final del
tiempo del fin, y eso nos ayuda a actuar con sensatez. Uno de los rasgos de la señal de
los últimos días que dio Jesús, registrada en Lucas, 21:11, son las epidemias. Por lo
tanto, estos sucesos sirven para fortalecer nuestra esperanza y nuestra fe en el nuevo
sistema, que está cada vez más cerca (Lucas 21:31).
Rogamos a Jehová que los siga sosteniendo a todos ustedes en estos tiempos
de angustia (1 Ped. 5:6, 7).

Sus hermanos,
Los Testigos de Jehová
c.c. superintendentes de circuito
P. D. a los coordinadores de los cuerpos de ancianos”

Cuando terminas de escuchar la información que el anciano leyó, miras tu papel y te das cuenta que no escribiste nada… que solo te dieron recomendaciones que ya antes habías escuchado en las noticias.. medidas de seguridad que la gente del mundo ya estaba tomando… y aún así el virus se propagó. ¿Qué sucede?  Es lo que piensas… ¿No están construyendo un estudio cinematográfico en Ramapo NY? ¿Por qué no mejor construyen hospitales, albergues o ayudan de otra forma a los hermanos?  ¿En serio el Cuerpo Gobernante mandó esa carta?

Esa ha sido toda la información; el hermano pregunta que si hay dudas pero nadie se atreve a externar lo que piensa… reina un absoluto silencio. Puedes mirar la cara de los hermanos, todos están en completo estado de shock. Entonces el anciano hace hincapié en que estará al pendiente de toda la Congregación y que se reunirá con los demás ancianos para atender debidamente a todos los hermanos y se les  mantendrá informados. Dicho  esto baja de la plataforma.

Te levantas de tu asiento y con mucha angustia te acercas al  hermano anciano para externarle tus dudas, no deseas que los demás escuchen… El te mira con cara de preocupación, pues está tan preocupado como tu lo estás, pero debe de ser fuerte ya que no solo debe de estar al tanto de su familia, si no también de la entera congregación.

– Hermano -le dices- ¿Eso es todo lo que el Cuerpo Gobernante aconseja? ¿Por qué no hace hospitales, leí que China construyo un hospital en 10 dias.
– Hermano –te responde- En el paraíso no serán necesarios los hospitales ¿para que levantar un edificio que será inútil?
– Hermano pero es que no entiendo… el Cuerpo Gobernante nos esta poniendo en manos de los gobiernos del mundo… ¿Cómo es eso posible?  Nos esta mandando a que acudamos a la protección del sistema de cosas de Satanas.
– Hermano, recuerde lo que dice Rom. 13:1 “Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores  porque no hay autoridad a no ser por Dios; las autoridades que existen están colocadas por Dios en sus posiciones relativas.” Así que Jehová esta cuidando a su pueblo a través de los gobiernos, recuerde que estos no existirían si  no sirvieran para sus propósitos.
– Hermano anciano, pero ¿Cuáles propósitos? No entiendo…
– Hermano  Debe de ser humilde y aceptar la información, recuerde lo que se nos ha dicho: “Hay veces en que el Cuerpo Gobernante nos dará instrucciones y aunque no las entendamos hay que acatarlas”, así que para el bien de todos debemos seguir las recomendaciones al pie de la letra.
– Hermano anciano, sigo confundido…
– Hermano ya no se preocupe, el Cuerpo Gobernante recibe la guía de Dios mediante su espíritu… no piense de mas.

Dichas estas palabras, te alejas abatido, confundido, te sientes perdido…no entiendes que tipo de instrucción es esa. Tu intuición te dice que no es lógico pero tienes que obedecer. Entonces haces un alto y reflexionas: “No… espera, no debes dudar del Esclavo Fiel y Prudente, no es el momento de hacerlo pues estamos a un solo paso de ver cumplidas todas sus promesas y, aunque no esté de acuerdo o no entienda algunas disposiciones lo mejor es seguir su guía. Bueno, de todas maneras si pierdo la vida en este sistema de cosas, la recobraré en el paraíso, sin sufrimiento, sin dolor, sin enfermedad… ya no dudaré mas y seguiré las oportunas recomendaciones de Jehová a través del Cuerpo Gobernante quien usa a los Gobiernos para ayudar a su pueblo escogido”

Aimée Padilla

Crédito de la imagen: Sara Riches

Jehová conoce el corazón

Cuando recién decidí dejar de asistir a las Reuniones me sentí muy triste, me quedé sin amigos dentro de la Congregación; tomé la decisión de hacerme inactiva porque aunque asistía a las reuniones mi mente se negaba a escuchar todo lo que allí se decía. Empecé a sufrir ataques de pánico cada que era día de reunión así que por salud mental y emocional me fui desvaneciendo.

 Aún no contaba con la red de apoyo de ex testigos con los que ahora cuento, entonces sintiéndome totalmente sola, decidí invitar al café a un grupo de amigos que hice estando dentro de los testigos de Jehová. Obviamente a sus ojos  yo me encontraba fría espiritualmente y lo que pensé sería una agradable tarde de café, se convirtió en un raudal de “buenos consejos” y de que no debía de “abandonar a Jehová” puesto que el fin se encontraba cerca.

Estuve aguantando esa ráfaga de intromisiones en mi vida hasta que exploté y le dije a mi amigo anciano quien era el que llevaba la batuta de la plática.

–          Ah entonces ¿quieres decir que porque ya no asisto a las Reuniones moriré calcinada en Armagedón?

Me miró con ojos molestos… de verdad jamás lo había visto así y con un ligero destello de alteración en su voz me dijo

–          Eso no nos corresponde a nosotros decirlo, ya que Jehová es quien conoce el corazón.

Y esa frase me derrumbó. En verdad ni sé por qué les dije que quería salir a tomar un café, era tanta la soledad que sentía que voluntariamente me puse la soga al cuello para que pisotearan mi autoestima.

Entonces ¿mi corazón es negro a la vista de Jehová? ¿Cómo saben ellos lo que piensa Jehová?

Salí de ese lugar totalmente deprimida y lloré toda la tarde. Me sentía muy sola y por mi cabeza rondaba la frase “Jehová conoce el corazón”

Así que viendo en retrospectiva me doy cuenta que esas palabras las utiliza la secta en un sinnúmero de situaciones las cuales aplica según le convenga.

Sin embargo antes de entrar en materia y analizar el concepto de lleno hay que poner en claro de dónde es que los testigos de Jehová tienen la creencia de que son los únicos que se salvarán. He aquí unos ejemplos:

Atalaya 1 de Junio de 2001 pág 16 párr. 16

16 Millones de personas de todo el mundo han evaluado los hechos y se han convencido de que los únicos que practican la religión verdadera son los testigos de Jehová. Han llegado a esta conclusión basándose en sus enseñanzas y conducta, así como en los beneficios que produce su religión (Isaías 48:17). Millones dicen, de hecho, lo que se predijo en Zacarías 8:23: “Iremos con ustedes, porque hemos oído que Dios está con ustedes”.

https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2001403

 Atalaya 1 de octubre de 1993 p.19 párr 14

14 Hay miles de millones de personas que no conocen a Jehová. Muchas de ellas no saben que practican cosas que la Palabra de Dios dice que son malas. Si persisten en ese derrotero, estarán entre las que perecerán en la gran tribulación. Ahora bien, Jehová no se deleita en la muerte de los inicuos, y tampoco deberíamos hacerlo nosotros. (Ezequiel 33:11.) Mientras haya tiempo, nos esforzaremos por ayudar a esas personas a aprender y seguir los caminos de Jehová. Pero ¿qué se puede decir de los que odian intensamente a Jehová?

https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1993723#h=18

Otra referencia mas:

Atalaya 15 de Abril de 1990 pág 20 párr 14

14 Una indicación clara está en el versículo 7 de Judas, donde leemos que “Sodoma y Gomorra y las ciudades circunvecinas […] son puestas delante de nosotros como ejemplo amonestador al sufrir el castigo judicial de fuego eterno”. Sí, la destrucción de los pecadores crasos de aquellas ciudades fue eterna, como lo será la destrucción al fin del inicuo sistema de cosas actual. (Mateo 25:46.) De igual manera, del Diluvio de los días de Noé se habla en contextos que consideran juicios eternos. (2 Pedro 2:4, 5, 9-12; 3:5-7.) Por eso, por la destrucción de la gente impía de los días de Lot y los de Noé, Jehová demostró que libertará a sus siervos al destruir para siempre a los que practican la injusticia. (2 Tesalonicenses 1:6-10.)

https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1990284#h=20

Así que estimado lector, cuando se tope usted con un testigo de Jehová y le pregunte de manera frontal: Disculpe ¿Es verdad que solo los testigos de Jehová se salvarán de la destrucción en Armagedón? Ellos se saldrán por la tangente y le dirán: “Esa decisión solo le corresponde a Jehová, ya que él conoce el corazón

Como ex miembro del culto, puedo constatar que se les instruye en sus reuniones para salir al “servicio del campo” para que den  respuestas “descafeinadas”  a  las dudas del amo de casa y que este “no pierda el interés” (es decir, no asustarlo y que se de cuenta de que intenta captarlo una secta peligrosa)

Así que cuando mi amigo anciano me dio esa respuesta, entendí que me estaba diciendo entre líneas: “Pero por supuesto que vas a morir en Armagedón ya que te alejaste de la única fuente de salvación que es la Organización JW”, pero como está instruído para dar ese tipo de respuestas, simplemente me dijo “Jehová conoce el corazón

Si ha llegado hasta aquí en la lectura, déjeme decirle que la secta no deja de sorprendernos con sus constantes cambios de razonamiento, ya que encontré otra información más reciente con la siguiente “perla escondida”

Atalaya 15/07 2015 párrafo 5

5, 6. ¿Por qué podemos decir que cuando Babilonia la Grande sea destruida no morirán todos sus miembros?

5 Cuando las religiones falsas sean destruidas, ¿morirán todas las personas que pertenecen a ellas? Todo parece indicar que no. ¿Cómo lo sabemos? Por lo que profetizó Zacarías. Él habló de un profeta que había pertenecido a la religión falsa, pero que diría: “No soy profeta. Soy un hombre que cultiva el terreno, porque un hombre […] me adquirió desde mi juventud”. Según Zacarías, alguien le preguntaría a ese profeta: “¿Qué son estas heridas […]?”, a lo cual el hombre respondería: “Son aquellas con las cuales me golpearon en la casa de los que me amaban intensamente” (Zac. 13:4-6). Este relato da a entender que los feligreses —e incluso algunos clérigos— se distanciarán de sus religiones y hasta dirán que nunca habían pertenecido a ellas. 

Referencia: https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2015523

Aquí me detengo y pienso: si incluso personas que pertenecen a la religión falsa no serán destruídas en el Armagedón porque al final se alejen de Babilonia la Grande  ¿Qué caso tiene entonces salir a dar el mensaje de  buenas nuevas si al final Jehová conoce el corazón? ¿Qué caso tiene que nos estén invitando constantemente para que regresemos a las reuniones a quienes nos hemos alejado?

Según las palabras de la revista, los mismos clérigos que al final digan que nunca pertenecieron a determinada iglesia (obviamente la Organización JW se deslinda de formar parte de la “Ramera”) no serán destruidos… ¡Vaya absurdo!

Entonces para la organización Watchtower el sentido de la frase “Jehová conoce el corazón” tiene los siguientes matices:

a)      Todo aquel que no sea Testigo de Jehová morirá en Armagedón… pero no se lo pueden decir abiertamente porque sería una respuesta muy cruel y el adepto se alejaría.

b)      Incluso altos miembros de religiones falsas no serán destruídos si al final se distancian de sus religiones.

c)       Cualquier otra según sea la nueva luz.

Los testigos de Jehová se encuentran captados en esta red de manipulación mental porque no pueden desprenderse de las actividades del culto, éste los aísla y los separa del resto de las personas; les anula su capacidad de razonar y detectar cualquier señal de peligro.

Cada congregación tiene su propia “personalidad”, así como la tiene todo grupo que interactúe en un entorno social, sin embargo el común denominador de todos es ese ambiente enrarecido que llega a ser esa piedrita en el zapato que los hace despertar… esa piedrita incómoda que les dice que algo  no va bien con la Organización de los testigos de Jehová.

Actualmente hay muchísima información que antes no había y la llegada de internet ha facilitado el llevar la verdad detrás de la “verdad” hasta los “cabos de la tierra”.

Así que estimado amigo testigo de Jehová o persona que apenas está estudiando con ellos, cuando escuche usted por parte de la Organización JW la frase “Jehová conoce el corazón”, trate de entender el contexto de la misma y piense ¿Cómo sabe esta organización lo que Dios piensa? Le invito a buscar información mas allá de las publicaciones JW. Piense y reflexione en lo que implica para usted la expresión “Dios conoce mi corazón”,  cuando lo haga entenderá que es una relación íntima y personal entre usted y Dios… que solamente le incumbe a usted.

Aimée Padilla

“Jehová el Dios Feliz”

Este es el título de unos de los tantas frases que la secta repite una y otra vez en sus discursos y publicaciones para el control mental de los adeptos. Deseo compartir mi visión de ex Testigo del “Dios Feliz” que nos quiere vender la multinacional JW.

Pondré como ejemplo la referencia de la w80 1/5 párrs 7,8 que dice:
7. ¿Qué hay en la declaración de Jehová que muestre si al tiempo de los “golpes” Jehová quebrantaría el pacto de la Ley?, pero, ¿cómo había tratado con aquel pacto el pueblo judío?
7 Jehová es un “Dios feliz,” y él desea que los que están relacionados con él mediante un pacto también sean felices. ¡Él mismo se ríe! Su promesa de que en el futuro el pueblo judío desterrado reiría era prueba de que él no había quebrantado el pacto de la Ley para el cual el profeta Moisés había servido de mediador entre Él y la nación de Israel. Pero, ¡ay, cómo habían violado los términos de aquel pacto los israelitas! “Además,” les dijo Jehová, “edificaron los lugares altos de Baal que están en el valle del hijo de Hinón [al sur del templo de Jerusalén], para hacer que sus hijos y sus hijas pasaran por el fuego [como sacrificios humanos] a Moloc, cosa que yo no les mandé, ni subió a mi corazón el hacer esta cosa detestable, con el propósito de hacer pecar a Judá [el Reino de Judá].”—Jer. 32:35.
8. Por eso, ¿después de qué experiencia merecida llegarían los israelitas a ser un pueblo para Jehová?
8 Por razones semejantes a ésa, los israelitas merecían que al Reino de Judá y su capital, Jerusalén, les sobreviniera una dificultad como una tempestad que avanzara implacablemente. Pero, después de predecir que aquello sucedería, el misericordioso Jehová pasó a decir: “‘En aquel tiempo [de la restauración de Israel],’ es la expresión de Jehová, ‘yo llegaré a ser Dios para todas las familias de Israel; y en cuanto a ellas, ellas llegarán a ser mi pueblo.’”—Jer. 30:23 hasta 31:1, inclusive.
https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1979…7:459-13:0

Al leer esto me quedé sorprendida de como la secta dice que el misericordioso Jehová  se ríe a pesar de las desgracias que esté atravesando “su pueblo” porque él sabe que al final todo estará de acuerdo a “su voluntad” (de hecho si a la persona le sobrevienen calamidades es porque SE LO MERECE)… una voluntad voluble en donde la felicidad del adepto debe de cuadrar con la felicidad de ese “Dios Feliz”, así que el Testigo de Jehová perpetuamente refleja una cara que no es la suya, pues si externa su opinión entonces se le tacha de poco espiritual.

Los últimos meses en que asistí al Salón del Reino estando despierta, sufrí de crisis nerviosa justo antes de salir de casa. De hecho desde el día anterior me empezaba ansiedad, pues no había “preparado” la Reunión, ya no me tragaba el cuento y leer toda esa información me causaba disonancia así que entrada la noche leía de prisa la información y la rayaba buscando las palabras “clave” para poder dar un “comentario edificante”. Cuando estaba a punto de salir hacia el Salón comenzaba a llorar y mis manos temblaban, mis padres adoctrinados me veían con preocupación pues su hija había caído en las garras de la apostasía. Mi madre me decía: “contrólate, qué van a decir los hermanos si te ven llegar así, recuerda que Jehová es un Dios feliz” y todo el camino iba llorando, pero al momento de entrar al Salón le hacía una oración a Jehová y le pedía me diera fuerzas para dejar de llorar… respiraba profundo y me tragaba las lágrimas. Ya estando en el Salón y al ver a los hermanos se me olvidaba un poco la tristeza y me tranquilizaba, pero cuando empezaba la reunión otra vez me regresaba la ansiedad y esta se incrementaba en el estudio de la Atalaya porque ya no quería comentar, no me sentía bien conmigo misma si lo hacía. Pero debía de sonreir porque yo era sierva de Jehová y no podía estar triste.

Cuando entonaban las canciones del Reino, en ocasiones se me salían las lagrimas… muchas veces las hermanas que estaban sentadas atrás de mi lo notaban y me pasaban una mano por la espalda, consolándome; yo les sonreía con mis ojos llorosos y les decía que la canción me había conmovido, pero no era asi. Yo quería gritar a los 4 vientos que no era feliz pero a mi misma me obligaba a serlo pues aun pensaba que debía de ser feliz porque era la voluntad de Jehová.

Y así como la mía, las experiencias de testigos de Jehová en donde se les obliga a parecer felices aunque no lo sean es el pan de cada día. Tal vez el lector en este punto diga: Bueno, ella no era feliz porque empezaba a despertar del sueño watchtoweriano, pero no es así.

Una hermana a la que quiero mucho a la que le llamaré Angélica, sufría dificultades económicas pero cuando conoció “la verdad” se hizo precursora regular. Sobrevive vendiendo dulces y pequeños juguetes afuera de una tienda departamental en el centro de la ciudad donde vivo. Ella me decía que Jehová le daba mucha felicidad porque siempre le proporcionaba lo necesario para comer y el resto de su tiempo dedicarlo al privilegio de ser precursora.

En el año 2010 nos azotó el Huracan Karl, la hermana no tenia puertas en su vivienda, solo protecciones (rejas) y las tapaba con una cortina para que no vieran hacia dentro. Cuando el Huracan nos golpeo, se tuvo que subir a los muebles pues su casa quedo invadida por el agua. Ella muy contenta me conto después: “Ay hermanita, mis muebles flotaban dentro de la casa, pero cuando la tempestad estaba mas fuerte, ¡Yo sentí un gozo! Porque Jehová me conservó con vida” Le dije: hermana tiene usted un hijo ¿Porqué no se fue con él?” Ella me respondió: “No quise ir, él me insistió pero si lo hacia ¿dónde quedaría mi confianza en Jehová?”
Al ver su cara pude ver tristeza, sus palabras decían que estaba feliz pero su expresión facial me decía otra cosa muy distinta.

Steven Hassan en su libro “Como combatir las técnicas del control mental de las sectas” en su capítulo 4 sobre el control de las emociones nos dice lo siguiente:
<<Para poder controlar a alguien a través de sus emociones, a menudo hay que redefinir sus sentimientos. La felicidad, por ejemplo, es una sensación que todo el mundo desea. Sin embargo, si la felicidad se define como estar cerca de Dios, y Dios no es feliz (como aparentemente sucede en muchas sectas religiosas), entonces la única manera de ser feliz es ser desgraciado. En consecuencia, la felicidad consiste en sufrir para poder estar más cerca de Dios. Tal idea aparece también en algunas teologías ajenas a las sectas, pero en estas es una herramienta para la explotación y el control>>

Este método del control de las emociones lo tiene bien estudiado la Organización JW, no desea que los adeptos se quejen, estos saben en su fuero interno que algo anda mal,  saben que están siendo explotados, saben que tienen que aguantar malos tratos, saben que son personas normales con problemas como todo ser humano los tiene, pero cuando su mente crítica empieza a decirles que están siendo victimas de injusticias, inmediatamente sale a relucir aquella vocesilla que se posa en su hombro y les susurra: “Jehová es el Dios feliz” y como robots, deben ponerse en modo feliz e ignorar que algo raro pasa dentro de la “verdad” , no son capaces de entender las señales que les da su propio cuerpo, no son capaces de pensar: Si Jehová es el Dios Feliz ¿porqué me siento tan triste? ¿porqué cuando toco una puerta deseo que el amo de casa no me abra? ¿Porqué deben de caerme bien todos en la Congregación aunque no seamos compatibles? Y así una larga serie de preguntas que el Testigo de Jehová no es capaz de hacerse, está deprimido y piensa que algo malo le sucede espiritualmente, piensa que su tristeza se debe a que no ha leído bien la biblia, a que no va al paso del Carro de Jehová ya que este da alimento espiritual en abundancia… en la mente del Testigo de Jehová siempre será su culpa la depresión que traiga encima, nunca será de la secta que lo esta manipulando, que se pone como vocero de Jehová y dice que es lo que le agrada o desagrada, quien se escuda en esa chocante frase: “Jehová es el Dios Feliz” para poder seguir manteniendo el negocio del Paraiso en el corazón de las personas nobles que cayeron en este culto en un momento vulnerable de sus vidas.

Asi que querido amigo Testigo de Jehová por favor haz un alto en tu vida y cuando experimentes sentimientos de ansiedad o depresión porque no llenaste tu cuota de horas, o porque no tienes cuando menos un curso bíblico pregúntate: ¿Un Dios feliz te haría esas peticiones? Te invito a que hagas ese ejercicio de reflexión.

Aimée Padilla

(Crédito de la imagen: Sara Riches)