La mala costumbre de no citar las fuentes de información

Por Charles Fiasco Rusell

Cuando tuve que hacer mi tesina para graduarme de la licenciatura, una de las cosas que más me costó trabajo fue aprender a buscar información y citarla correctamente para sustentar mis argumentos, el famosísimo estilo APA. Al principio me preguntaba ¿por qué tanta insistencia con las fuentes de información? ¿por qué mi asesor me hace demasiadas observaciones sobre mi argumentación? También se me hacía énfasis en que las fuentes que citara no tuvieran más de 10 años de antigüedad.

Fui entendiendo que una tesina es un trabajo de investigación, no se trata solamente de lo que yo opine sobre el tema, sino de cómo lo que han escrito otros autores me ha ayudado a sustentar mis descubrimientos, mi asesor me decía “debes citar correctamente las fuentes, es imposible que a ti se te haya ocurrido lo mismo que a otro autor, con las mismas palabras”. Por otro lado, la watchtower tiene la arrogancia de creer que ellos inventaron todo… que desde el siglo II hasta que apareció Rusell y compañía el cristianismo estaba en completa oscuridad.

Desdeñan todo lo que escribieron apologistas importantes, los padres de la iglesia, los iniciadores de la reforma, se adjudican como propias las afirmaciones de otros. Todo lo que escribieron Agustín de Hipona, Ireneo de Lyon, Tomás de Aquino, Lutero, Calvino, Spurgueon, prácticamente en toda la historia del cristianismo han existido pensadores importantes, pero esto no importa, lo que importa para ellos es lo que escribieron Franz y Rusell.

Pero el cuerpo gobernante no solo piensa que ellos mismos redescubrieron el cristianismo, cuando un erudito parece apoyar sus puntos de vista lo citan como fuente de autoridad. Un par de ejemplos exhibidos en el libro En busca de la libertad cristiana de Raymond Franz:

• Sobre el uso de la sangre “En su esfuerzo por aportar apoyo médico que sostenga sus puntos de vista sobre la sangre trasplantada como un alimento para el cuerpo, las publicaciones de la Watch Tower siempre han recurrido a citas de alguna fuente médica de siglos pasados, tales como las del francés Denys del siglo XVII. (Vea por ejemplo, La Atalaya del 15 de abril de 1985, página 13.) No pueden citar a una sola autoridad moderna en apoyo de sus ideas.

• La organización cita como autoridad al Profesor Howard para justificar sus inserciones del nombre “Jehová” en el nuevo testamento, en una carta el mismo profesor comenta “Los Testigos de Jehová han sacado demasiado de mis artículos. Yo no apoyo sus teorías.”

En todas las publicaciones que he leído de la organización solamente en 5 de ellas he logrado encontrar una bibliografía decente, entre ellos el libro Evolución, el libro Creación, y el folleto ¿Debería usted creer en la trinidad?, fuera de ahí, vemos que rara vez citen adecuadamente sus fuentes de información. Pienso que la razón por la que sí incluyen bibliografía en las publicaciones que comento es porque van dirigidas a un sector más escéptico, que no tan fácil les va a creer sus fantasías mentales, a excepción de Rolf Furuli creo que no ha habido nunca eruditos testigos de Jehová.

Peor aún, se atreven a citar como fuente de autoridad ¡otras atalayas!, los libros pastoreen está repleto de referencias de atalayas como fuente de autoridad, eso hace que los ancianos no sientan la necesidad de argumentar al rebaño para convencerlo, con que citen una atalaya ellos sienten que hicieron su trabajo.

¿Qué propósito tiene citar nuestras fuentes de información en forma correcta?

• Dar crédito a las ideas ajenas que usemos en un trabajo.
• En un sentido amplio, unen un trabajo actual con uno anterior.
• Evitar el plagio.
• Identificar la publicación de la que fue tomado el tema o la idea referida en el texto.
• Facilitar la búsqueda de la fuente a los lectores del documento (para entender la idea, analizar los métodos empleados, localizar datos concretos).
• En general: para encontrar un documento en un catálogo de biblioteca, en una librería, en una base de datos y también para enlazar con documentos electrónicos.
información extraída de https://guiasbus.us.es/gestoresbibliogra…0concretos).

Pero alguien podría argumentar “es que las publicaciones de la organización no pueden catalogarse como trabajos de investigación”, veamos qué dice la organización :

• “En nuestros tiempos, los hermanos ungidos de Cristo se valen del Departamento de Redacción, ubicado en Brooklyn (Nueva York), para suministrar publicaciones bíblicas como revistas, folletos y libros, en forma impresa y electrónica. Este alimento espiritual, al igual que el físico, debe estar bien preparado. Hasta los escritores de la Biblia, que eran dirigidos por espíritu santo, se aseguraron de registrar datos exactos y bien documentados. Lucas, por ejemplo, habló con muchos testigos oculares e “investig[ó] todas las cosas desde el comienzo con exactitud” (Luc. 1:1-4).”

• Siguiendo este modelo, el Departamento de Redacción realiza investigaciones exactas, así que se asegura de buscar en fuentes confiables. Aunque en Internet se puede encontrar cómoda y rápidamente una vasta cantidad de información, nuestros investigadores no se basan en blogs ni en comentarios poco documentados escritos por personas desconocidas o sin autoridad en la materia. Por ejemplo, la enciclopedia en línea Wikipedia advierte que algunos artículos en su propio sitio web han sido objeto de vandalismo o contienen información errónea o no enciclopédica, y señala que los usuarios deben tener esto presente. Para no caer en inexactitudes, el Departamento de Redacción consulta obras acreditadas, artículos escritos por expertos reconocidos y libros de editores respetados.

Información extraída del Anuario del 2011 https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/302011018

Al no citar adecuadamente sus fuentes la organización evita que sus miembros tengan pensamiento crítico, que puedan comparar el material original o saber de quién provino un entendimiento bíblico. ¿Dónde se aprende esta forma crítica de pensar y argumentar? ¡en las universidades! Es en la universidad donde se te enseña a citar, argumentar, a cuestionar tus afirmación, ¿entendemos ahora porqué el cuerpo gobernante desdeña la educación superior? Por estas razones podemos concluir que las publicaciones de la organización son una burla cuando se hacen llamar trabajos de investigación, solo son ideas que el día de mañana serán sustituidas por otra “verdad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s