Sigamos las instrucciones del Cuerpo Gobernante “Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores (Rom 13:1)”

(Escrito publicado en extj.co 13-03-2020)

La siguiente historia va dirigida al Cuerpo Gobernante, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia…

Imagina que enciendes la radio ó la televisión y escuchas en las noticias: 1 millón de contagiados por el Coronavirus en todo el mundo. La pandemia ya estaba declarada pero nadie se imaginó que el virus se expandiera a esa velocidad tan vertiginosa en tan solo unas pocas semanas.

Inmediatamente coges el teléfono y llamas a los ancianos para  ver qué tipo de arreglos son los que se harán, de la misma forma estás en contacto con tus amigos para decirles lo que acabas de escuchar… los ancianos les instruyen: <<No falten el día de mañana al Salón del Reino pues tenemos instrucciones por parte del Cuerpo Gobernante.>>

Llega el tan esperado día en que los citaron en el Salón, vas temeroso ó temerosa y con muchas ansias por saber de qué forma el Esclavo Fiel y Prudente mediante la guía del espíritu santo es que va a instruir al Pueblo de Jehová para protegerlo ante esta calamidad. Recuerdas el texto de Isaías 40:11 que dice: “Cuidará de  su rebaño como un pastor. Con su brazo juntará a los corderos, y junto a su pecho los llevará. Guiará con delicadeza a las ovejas que estén amamantando a sus crías”  Y con ilusión esperas la manera en que Jehová les instruirá pues tú visualizas un futuro  negro y te sientes perdido, piensas que muy pronto la enfermedad llegará a tu comunidad y temes por tus seres queridos.

Te sientas, tomas papel y bolígrafo y con mano temblorosa miras expectante al hermano anciano coordinador que se para en la plataforma, acomoda sus papeles, su corbata, toma agua, acomoda el micrófono, sube el atril, mira al auditorio con rostro solemne y les dice:

“Queridos hermanos, el Cuerpo Gobernante nos ha mandado la siguiente información para que sea tomada en cuenta ante este terrible virus que está colapsando al mundo entero. Ya sabíamos que esto estaba profetizado y no debemos de temer pero aún así es necesario tomar en cuenta estos recordatorios y seguir al pie de la letra la instrucción que nuestros queridos hermanos nos proveen…”

Sientes que tu corazón se acelera… ¿Qué irá a decir el Esclavo?  ¿Se irán a construir hospitales? Ya que los testigos de Jehová son reconocidos en todo el mundo por la velocidad con que construyen Salones del Reino. Recuerdas haber leído recientemente un artículo que decía que China *construyó un hospital en 10 días, y eso que no tienen la bendición de Jehová… Además de que hay muchos hermanos profesionales en el campo de la medicina, seguramente se harán disponibles para ayudar a los hermanos que se hayan contagiado. También supones que les ayudarán con cubre bocas, materiales de limpieza ó víveres que ya se han escaseado en tu comunidad, ves tu despensa y te pones nervioso porque esta se encuentra cada vez  mas desabastecida. .
*https://cnnespanol.cnn.com/2020/02/08/china-acaba-de-construir-un-hospital-en-10-dias-asi-lo-logro/

Las Reuniones se han cancelado, también las Asambleas, la predicación… estas muy preocupado por tu salud espiritual, y aunque la información se hace disponible a través de  internet y se han hecho los arreglos necesarios para que cada quien siga las reuniones en casas particulares, sientes que no es lo mismo ya que necesitas el compañerismo espiritual de la entera Congregación.

Vuelves a mirar con ansias al hermano anciano, tu pulso se acelera aún  más pues ya deseas saber qué es lo que debes hacer, cómo vas a salir adelante de esta Pandemia.

Entonces se dirige al auditorio diciendo:
“El Cuerpo Gobernante nos mandó la siguiente carta que dice:

A LAS CONGREGACIONES

Asunto: Cómo hacer frente a la enfermedad contagiosa Coronavirus

Estimados hermanos:
Muchos han expresado su preocupación ante la pandemia del coronavirus y como está afectando a nuestros hermanos en todo el mundo. La presente carta tiene como motivo ofrecer recordatorios espirituales y guía útil para que sea aplicada en su localidad.

¿Qué medidas prácticas puedo tomar para protegerme y para proteger a los
hermanos de la congregación?
Podemos demostrar “sabiduría práctica” siguiendo algunas recomendaciones
(Prov. 3:21). Según los expertos, lo mejor que una persona puede hacer es lavarse las
manos con frecuencia con agua y jabón, llevar mascarilla al salir de casa y evitar los
lugares abarrotados de gente. Si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar, busque
atención médica de inmediato. Los publicadores de la congregación hacen bien al
seguir las advertencias de última hora que den las autoridades y al analizar los
artículos sobre este tema citados en nuestras publicaciones, como ¡Despertad! núm. 6
de 2016, páginas 4 a 6; ¡Despertad! de junio de 2015, páginas 3 a 5; y ¡Despertad! del
22 de junio de 1989, páginas 18 a 21

El coronavirus puede transmitirse de persona a persona. Filipenses 2:4 nos dice
que debemos “busca[r] no solo [nuestros] propios intereses, sino también los de los
demás”. Por lo tanto, si tiene síntomas de gripe, aunque sean en su fase inicial, es mejor
limitar el contacto con otras personas para protegerlas de una posible infección. Si un
publicador presenta síntomas de la enfermedad, debe seguir el sabio consejo de evitar el
contacto estrecho con los hermanos mientras tenga el virus (Juan 13:35). Los ancianos
deben ayudar a estos hermanos a aprovechar al máximo otros medios para ver las
reuniones.

¿Cómo afectará a la actividad de mi congregación si hay un brote epidémico del
virus en mi localidad?
Aunque es apropiado tomar con seriedad la situación actual, no debemos
reaccionar de forma exagerada ni caer presa del pánico, pues esto tendría un efecto
negativo en nuestra rutina espiritual. La información se les continuará proveyendo en forma electrónica para que siga siendo vista en casas particulares. Los ancianos coordinarán con la entera congregación la forma en que el alimento espiritual se les seguirá distribuyendo ya que no todos los hermanos cuentan con internet, así como también estarán atentos a que se siga la rutina espiritual para el beneficio de todos, también los ancianos estarán al pendiente de los anuncios que hagan las autoridades municipales y de esta forma les tengan bien informados a todos en la congregación y actuar en consecuencia.

Los siervos de Jehová sabemos muy bien lo que ocurrirá en la parte final del
tiempo del fin, y eso nos ayuda a actuar con sensatez. Uno de los rasgos de la señal de
los últimos días que dio Jesús, registrada en Lucas, 21:11, son las epidemias. Por lo
tanto, estos sucesos sirven para fortalecer nuestra esperanza y nuestra fe en el nuevo
sistema, que está cada vez más cerca (Lucas 21:31).
Rogamos a Jehová que los siga sosteniendo a todos ustedes en estos tiempos
de angustia (1 Ped. 5:6, 7).

Sus hermanos,
Los Testigos de Jehová
c.c. superintendentes de circuito
P. D. a los coordinadores de los cuerpos de ancianos”

Cuando terminas de escuchar la información que el anciano leyó, miras tu papel y te das cuenta que no escribiste nada… que solo te dieron recomendaciones que ya antes habías escuchado en las noticias.. medidas de seguridad que la gente del mundo ya estaba tomando… y aún así el virus se propagó. ¿Qué sucede?  Es lo que piensas… ¿No están construyendo un estudio cinematográfico en Ramapo NY? ¿Por qué no mejor construyen hospitales, albergues o ayudan de otra forma a los hermanos?  ¿En serio el Cuerpo Gobernante mandó esa carta?

Esa ha sido toda la información; el hermano pregunta que si hay dudas pero nadie se atreve a externar lo que piensa… reina un absoluto silencio. Puedes mirar la cara de los hermanos, todos están en completo estado de shock. Entonces el anciano hace hincapié en que estará al pendiente de toda la Congregación y que se reunirá con los demás ancianos para atender debidamente a todos los hermanos y se les  mantendrá informados. Dicho  esto baja de la plataforma.

Te levantas de tu asiento y con mucha angustia te acercas al  hermano anciano para externarle tus dudas, no deseas que los demás escuchen… El te mira con cara de preocupación, pues está tan preocupado como tu lo estás, pero debe de ser fuerte ya que no solo debe de estar al tanto de su familia, si no también de la entera congregación.

– Hermano -le dices- ¿Eso es todo lo que el Cuerpo Gobernante aconseja? ¿Por qué no hace hospitales, leí que China construyo un hospital en 10 dias.
– Hermano –te responde- En el paraíso no serán necesarios los hospitales ¿para que levantar un edificio que será inútil?
– Hermano pero es que no entiendo… el Cuerpo Gobernante nos esta poniendo en manos de los gobiernos del mundo… ¿Cómo es eso posible?  Nos esta mandando a que acudamos a la protección del sistema de cosas de Satanas.
– Hermano, recuerde lo que dice Rom. 13:1 “Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores  porque no hay autoridad a no ser por Dios; las autoridades que existen están colocadas por Dios en sus posiciones relativas.” Así que Jehová esta cuidando a su pueblo a través de los gobiernos, recuerde que estos no existirían si  no sirvieran para sus propósitos.
– Hermano anciano, pero ¿Cuáles propósitos? No entiendo…
– Hermano  Debe de ser humilde y aceptar la información, recuerde lo que se nos ha dicho: “Hay veces en que el Cuerpo Gobernante nos dará instrucciones y aunque no las entendamos hay que acatarlas”, así que para el bien de todos debemos seguir las recomendaciones al pie de la letra.
– Hermano anciano, sigo confundido…
– Hermano ya no se preocupe, el Cuerpo Gobernante recibe la guía de Dios mediante su espíritu… no piense de mas.

Dichas estas palabras, te alejas abatido, confundido, te sientes perdido…no entiendes que tipo de instrucción es esa. Tu intuición te dice que no es lógico pero tienes que obedecer. Entonces haces un alto y reflexionas: “No… espera, no debes dudar del Esclavo Fiel y Prudente, no es el momento de hacerlo pues estamos a un solo paso de ver cumplidas todas sus promesas y, aunque no esté de acuerdo o no entienda algunas disposiciones lo mejor es seguir su guía. Bueno, de todas maneras si pierdo la vida en este sistema de cosas, la recobraré en el paraíso, sin sufrimiento, sin dolor, sin enfermedad… ya no dudaré mas y seguiré las oportunas recomendaciones de Jehová a través del Cuerpo Gobernante quien usa a los Gobiernos para ayudar a su pueblo escogido”

Aimée Padilla

Crédito de la imagen: Sara Riches

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s