Sigamos las instrucciones del Cuerpo Gobernante “Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores (Rom 13:1)”

(Escrito publicado en extj.co 13-03-2020)

La siguiente historia va dirigida al Cuerpo Gobernante, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia…

Imagina que enciendes la radio ó la televisión y escuchas en las noticias: 1 millón de contagiados por el Coronavirus en todo el mundo. La pandemia ya estaba declarada pero nadie se imaginó que el virus se expandiera a esa velocidad tan vertiginosa en tan solo unas pocas semanas.

Inmediatamente coges el teléfono y llamas a los ancianos para  ver qué tipo de arreglos son los que se harán, de la misma forma estás en contacto con tus amigos para decirles lo que acabas de escuchar… los ancianos les instruyen: <<No falten el día de mañana al Salón del Reino pues tenemos instrucciones por parte del Cuerpo Gobernante.>>

Llega el tan esperado día en que los citaron en el Salón, vas temeroso ó temerosa y con muchas ansias por saber de qué forma el Esclavo Fiel y Prudente mediante la guía del espíritu santo es que va a instruir al Pueblo de Jehová para protegerlo ante esta calamidad. Recuerdas el texto de Isaías 40:11 que dice: “Cuidará de  su rebaño como un pastor. Con su brazo juntará a los corderos, y junto a su pecho los llevará. Guiará con delicadeza a las ovejas que estén amamantando a sus crías”  Y con ilusión esperas la manera en que Jehová les instruirá pues tú visualizas un futuro  negro y te sientes perdido, piensas que muy pronto la enfermedad llegará a tu comunidad y temes por tus seres queridos.

Te sientas, tomas papel y bolígrafo y con mano temblorosa miras expectante al hermano anciano coordinador que se para en la plataforma, acomoda sus papeles, su corbata, toma agua, acomoda el micrófono, sube el atril, mira al auditorio con rostro solemne y les dice:

“Queridos hermanos, el Cuerpo Gobernante nos ha mandado la siguiente información para que sea tomada en cuenta ante este terrible virus que está colapsando al mundo entero. Ya sabíamos que esto estaba profetizado y no debemos de temer pero aún así es necesario tomar en cuenta estos recordatorios y seguir al pie de la letra la instrucción que nuestros queridos hermanos nos proveen…”

Sientes que tu corazón se acelera… ¿Qué irá a decir el Esclavo?  ¿Se irán a construir hospitales? Ya que los testigos de Jehová son reconocidos en todo el mundo por la velocidad con que construyen Salones del Reino. Recuerdas haber leído recientemente un artículo que decía que China *construyó un hospital en 10 días, y eso que no tienen la bendición de Jehová… Además de que hay muchos hermanos profesionales en el campo de la medicina, seguramente se harán disponibles para ayudar a los hermanos que se hayan contagiado. También supones que les ayudarán con cubre bocas, materiales de limpieza ó víveres que ya se han escaseado en tu comunidad, ves tu despensa y te pones nervioso porque esta se encuentra cada vez  mas desabastecida. .
*https://cnnespanol.cnn.com/2020/02/08/china-acaba-de-construir-un-hospital-en-10-dias-asi-lo-logro/

Las Reuniones se han cancelado, también las Asambleas, la predicación… estas muy preocupado por tu salud espiritual, y aunque la información se hace disponible a través de  internet y se han hecho los arreglos necesarios para que cada quien siga las reuniones en casas particulares, sientes que no es lo mismo ya que necesitas el compañerismo espiritual de la entera Congregación.

Vuelves a mirar con ansias al hermano anciano, tu pulso se acelera aún  más pues ya deseas saber qué es lo que debes hacer, cómo vas a salir adelante de esta Pandemia.

Entonces se dirige al auditorio diciendo:
“El Cuerpo Gobernante nos mandó la siguiente carta que dice:

A LAS CONGREGACIONES

Asunto: Cómo hacer frente a la enfermedad contagiosa Coronavirus

Estimados hermanos:
Muchos han expresado su preocupación ante la pandemia del coronavirus y como está afectando a nuestros hermanos en todo el mundo. La presente carta tiene como motivo ofrecer recordatorios espirituales y guía útil para que sea aplicada en su localidad.

¿Qué medidas prácticas puedo tomar para protegerme y para proteger a los
hermanos de la congregación?
Podemos demostrar “sabiduría práctica” siguiendo algunas recomendaciones
(Prov. 3:21). Según los expertos, lo mejor que una persona puede hacer es lavarse las
manos con frecuencia con agua y jabón, llevar mascarilla al salir de casa y evitar los
lugares abarrotados de gente. Si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar, busque
atención médica de inmediato. Los publicadores de la congregación hacen bien al
seguir las advertencias de última hora que den las autoridades y al analizar los
artículos sobre este tema citados en nuestras publicaciones, como ¡Despertad! núm. 6
de 2016, páginas 4 a 6; ¡Despertad! de junio de 2015, páginas 3 a 5; y ¡Despertad! del
22 de junio de 1989, páginas 18 a 21

El coronavirus puede transmitirse de persona a persona. Filipenses 2:4 nos dice
que debemos “busca[r] no solo [nuestros] propios intereses, sino también los de los
demás”. Por lo tanto, si tiene síntomas de gripe, aunque sean en su fase inicial, es mejor
limitar el contacto con otras personas para protegerlas de una posible infección. Si un
publicador presenta síntomas de la enfermedad, debe seguir el sabio consejo de evitar el
contacto estrecho con los hermanos mientras tenga el virus (Juan 13:35). Los ancianos
deben ayudar a estos hermanos a aprovechar al máximo otros medios para ver las
reuniones.

¿Cómo afectará a la actividad de mi congregación si hay un brote epidémico del
virus en mi localidad?
Aunque es apropiado tomar con seriedad la situación actual, no debemos
reaccionar de forma exagerada ni caer presa del pánico, pues esto tendría un efecto
negativo en nuestra rutina espiritual. La información se les continuará proveyendo en forma electrónica para que siga siendo vista en casas particulares. Los ancianos coordinarán con la entera congregación la forma en que el alimento espiritual se les seguirá distribuyendo ya que no todos los hermanos cuentan con internet, así como también estarán atentos a que se siga la rutina espiritual para el beneficio de todos, también los ancianos estarán al pendiente de los anuncios que hagan las autoridades municipales y de esta forma les tengan bien informados a todos en la congregación y actuar en consecuencia.

Los siervos de Jehová sabemos muy bien lo que ocurrirá en la parte final del
tiempo del fin, y eso nos ayuda a actuar con sensatez. Uno de los rasgos de la señal de
los últimos días que dio Jesús, registrada en Lucas, 21:11, son las epidemias. Por lo
tanto, estos sucesos sirven para fortalecer nuestra esperanza y nuestra fe en el nuevo
sistema, que está cada vez más cerca (Lucas 21:31).
Rogamos a Jehová que los siga sosteniendo a todos ustedes en estos tiempos
de angustia (1 Ped. 5:6, 7).

Sus hermanos,
Los Testigos de Jehová
c.c. superintendentes de circuito
P. D. a los coordinadores de los cuerpos de ancianos”

Cuando terminas de escuchar la información que el anciano leyó, miras tu papel y te das cuenta que no escribiste nada… que solo te dieron recomendaciones que ya antes habías escuchado en las noticias.. medidas de seguridad que la gente del mundo ya estaba tomando… y aún así el virus se propagó. ¿Qué sucede?  Es lo que piensas… ¿No están construyendo un estudio cinematográfico en Ramapo NY? ¿Por qué no mejor construyen hospitales, albergues o ayudan de otra forma a los hermanos?  ¿En serio el Cuerpo Gobernante mandó esa carta?

Esa ha sido toda la información; el hermano pregunta que si hay dudas pero nadie se atreve a externar lo que piensa… reina un absoluto silencio. Puedes mirar la cara de los hermanos, todos están en completo estado de shock. Entonces el anciano hace hincapié en que estará al pendiente de toda la Congregación y que se reunirá con los demás ancianos para atender debidamente a todos los hermanos y se les  mantendrá informados. Dicho  esto baja de la plataforma.

Te levantas de tu asiento y con mucha angustia te acercas al  hermano anciano para externarle tus dudas, no deseas que los demás escuchen… El te mira con cara de preocupación, pues está tan preocupado como tu lo estás, pero debe de ser fuerte ya que no solo debe de estar al tanto de su familia, si no también de la entera congregación.

– Hermano -le dices- ¿Eso es todo lo que el Cuerpo Gobernante aconseja? ¿Por qué no hace hospitales, leí que China construyo un hospital en 10 dias.
– Hermano –te responde- En el paraíso no serán necesarios los hospitales ¿para que levantar un edificio que será inútil?
– Hermano pero es que no entiendo… el Cuerpo Gobernante nos esta poniendo en manos de los gobiernos del mundo… ¿Cómo es eso posible?  Nos esta mandando a que acudamos a la protección del sistema de cosas de Satanas.
– Hermano, recuerde lo que dice Rom. 13:1 “Toda alma esté en sujeción a las autoridades superiores  porque no hay autoridad a no ser por Dios; las autoridades que existen están colocadas por Dios en sus posiciones relativas.” Así que Jehová esta cuidando a su pueblo a través de los gobiernos, recuerde que estos no existirían si  no sirvieran para sus propósitos.
– Hermano anciano, pero ¿Cuáles propósitos? No entiendo…
– Hermano  Debe de ser humilde y aceptar la información, recuerde lo que se nos ha dicho: “Hay veces en que el Cuerpo Gobernante nos dará instrucciones y aunque no las entendamos hay que acatarlas”, así que para el bien de todos debemos seguir las recomendaciones al pie de la letra.
– Hermano anciano, sigo confundido…
– Hermano ya no se preocupe, el Cuerpo Gobernante recibe la guía de Dios mediante su espíritu… no piense de mas.

Dichas estas palabras, te alejas abatido, confundido, te sientes perdido…no entiendes que tipo de instrucción es esa. Tu intuición te dice que no es lógico pero tienes que obedecer. Entonces haces un alto y reflexionas: “No… espera, no debes dudar del Esclavo Fiel y Prudente, no es el momento de hacerlo pues estamos a un solo paso de ver cumplidas todas sus promesas y, aunque no esté de acuerdo o no entienda algunas disposiciones lo mejor es seguir su guía. Bueno, de todas maneras si pierdo la vida en este sistema de cosas, la recobraré en el paraíso, sin sufrimiento, sin dolor, sin enfermedad… ya no dudaré mas y seguiré las oportunas recomendaciones de Jehová a través del Cuerpo Gobernante quien usa a los Gobiernos para ayudar a su pueblo escogido”

Aimée Padilla

Crédito de la imagen: Sara Riches

Jehová conoce el corazón

Cuando recién decidí dejar de asistir a las Reuniones me sentí muy triste, me quedé sin amigos dentro de la Congregación; tomé la decisión de hacerme inactiva porque aunque asistía a las reuniones mi mente se negaba a escuchar todo lo que allí se decía. Empecé a sufrir ataques de pánico cada que era día de reunión así que por salud mental y emocional me fui desvaneciendo.

 Aún no contaba con la red de apoyo de ex testigos con los que ahora cuento, entonces sintiéndome totalmente sola, decidí invitar al café a un grupo de amigos que hice estando dentro de los testigos de Jehová. Obviamente a sus ojos  yo me encontraba fría espiritualmente y lo que pensé sería una agradable tarde de café, se convirtió en un raudal de “buenos consejos” y de que no debía de “abandonar a Jehová” puesto que el fin se encontraba cerca.

Estuve aguantando esa ráfaga de intromisiones en mi vida hasta que exploté y le dije a mi amigo anciano quien era el que llevaba la batuta de la plática.

–          Ah entonces ¿quieres decir que porque ya no asisto a las Reuniones moriré calcinada en Armagedón?

Me miró con ojos molestos… de verdad jamás lo había visto así y con un ligero destello de alteración en su voz me dijo

–          Eso no nos corresponde a nosotros decirlo, ya que Jehová es quien conoce el corazón.

Y esa frase me derrumbó. En verdad ni sé por qué les dije que quería salir a tomar un café, era tanta la soledad que sentía que voluntariamente me puse la soga al cuello para que pisotearan mi autoestima.

Entonces ¿mi corazón es negro a la vista de Jehová? ¿Cómo saben ellos lo que piensa Jehová?

Salí de ese lugar totalmente deprimida y lloré toda la tarde. Me sentía muy sola y por mi cabeza rondaba la frase “Jehová conoce el corazón”

Así que viendo en retrospectiva me doy cuenta que esas palabras las utiliza la secta en un sinnúmero de situaciones las cuales aplica según le convenga.

Sin embargo antes de entrar en materia y analizar el concepto de lleno hay que poner en claro de dónde es que los testigos de Jehová tienen la creencia de que son los únicos que se salvarán. He aquí unos ejemplos:

Atalaya 1 de Junio de 2001 pág 16 párr. 16

16 Millones de personas de todo el mundo han evaluado los hechos y se han convencido de que los únicos que practican la religión verdadera son los testigos de Jehová. Han llegado a esta conclusión basándose en sus enseñanzas y conducta, así como en los beneficios que produce su religión (Isaías 48:17). Millones dicen, de hecho, lo que se predijo en Zacarías 8:23: “Iremos con ustedes, porque hemos oído que Dios está con ustedes”.

https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2001403

 Atalaya 1 de octubre de 1993 p.19 párr 14

14 Hay miles de millones de personas que no conocen a Jehová. Muchas de ellas no saben que practican cosas que la Palabra de Dios dice que son malas. Si persisten en ese derrotero, estarán entre las que perecerán en la gran tribulación. Ahora bien, Jehová no se deleita en la muerte de los inicuos, y tampoco deberíamos hacerlo nosotros. (Ezequiel 33:11.) Mientras haya tiempo, nos esforzaremos por ayudar a esas personas a aprender y seguir los caminos de Jehová. Pero ¿qué se puede decir de los que odian intensamente a Jehová?

https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1993723#h=18

Otra referencia mas:

Atalaya 15 de Abril de 1990 pág 20 párr 14

14 Una indicación clara está en el versículo 7 de Judas, donde leemos que “Sodoma y Gomorra y las ciudades circunvecinas […] son puestas delante de nosotros como ejemplo amonestador al sufrir el castigo judicial de fuego eterno”. Sí, la destrucción de los pecadores crasos de aquellas ciudades fue eterna, como lo será la destrucción al fin del inicuo sistema de cosas actual. (Mateo 25:46.) De igual manera, del Diluvio de los días de Noé se habla en contextos que consideran juicios eternos. (2 Pedro 2:4, 5, 9-12; 3:5-7.) Por eso, por la destrucción de la gente impía de los días de Lot y los de Noé, Jehová demostró que libertará a sus siervos al destruir para siempre a los que practican la injusticia. (2 Tesalonicenses 1:6-10.)

https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1990284#h=20

Así que estimado lector, cuando se tope usted con un testigo de Jehová y le pregunte de manera frontal: Disculpe ¿Es verdad que solo los testigos de Jehová se salvarán de la destrucción en Armagedón? Ellos se saldrán por la tangente y le dirán: “Esa decisión solo le corresponde a Jehová, ya que él conoce el corazón

Como ex miembro del culto, puedo constatar que se les instruye en sus reuniones para salir al “servicio del campo” para que den  respuestas “descafeinadas”  a  las dudas del amo de casa y que este “no pierda el interés” (es decir, no asustarlo y que se de cuenta de que intenta captarlo una secta peligrosa)

Así que cuando mi amigo anciano me dio esa respuesta, entendí que me estaba diciendo entre líneas: “Pero por supuesto que vas a morir en Armagedón ya que te alejaste de la única fuente de salvación que es la Organización JW”, pero como está instruído para dar ese tipo de respuestas, simplemente me dijo “Jehová conoce el corazón

Si ha llegado hasta aquí en la lectura, déjeme decirle que la secta no deja de sorprendernos con sus constantes cambios de razonamiento, ya que encontré otra información más reciente con la siguiente “perla escondida”

Atalaya 15/07 2015 párrafo 5

5, 6. ¿Por qué podemos decir que cuando Babilonia la Grande sea destruida no morirán todos sus miembros?

5 Cuando las religiones falsas sean destruidas, ¿morirán todas las personas que pertenecen a ellas? Todo parece indicar que no. ¿Cómo lo sabemos? Por lo que profetizó Zacarías. Él habló de un profeta que había pertenecido a la religión falsa, pero que diría: “No soy profeta. Soy un hombre que cultiva el terreno, porque un hombre […] me adquirió desde mi juventud”. Según Zacarías, alguien le preguntaría a ese profeta: “¿Qué son estas heridas […]?”, a lo cual el hombre respondería: “Son aquellas con las cuales me golpearon en la casa de los que me amaban intensamente” (Zac. 13:4-6). Este relato da a entender que los feligreses —e incluso algunos clérigos— se distanciarán de sus religiones y hasta dirán que nunca habían pertenecido a ellas. 

Referencia: https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2015523

Aquí me detengo y pienso: si incluso personas que pertenecen a la religión falsa no serán destruídas en el Armagedón porque al final se alejen de Babilonia la Grande  ¿Qué caso tiene entonces salir a dar el mensaje de  buenas nuevas si al final Jehová conoce el corazón? ¿Qué caso tiene que nos estén invitando constantemente para que regresemos a las reuniones a quienes nos hemos alejado?

Según las palabras de la revista, los mismos clérigos que al final digan que nunca pertenecieron a determinada iglesia (obviamente la Organización JW se deslinda de formar parte de la “Ramera”) no serán destruidos… ¡Vaya absurdo!

Entonces para la organización Watchtower el sentido de la frase “Jehová conoce el corazón” tiene los siguientes matices:

a)      Todo aquel que no sea Testigo de Jehová morirá en Armagedón… pero no se lo pueden decir abiertamente porque sería una respuesta muy cruel y el adepto se alejaría.

b)      Incluso altos miembros de religiones falsas no serán destruídos si al final se distancian de sus religiones.

c)       Cualquier otra según sea la nueva luz.

Los testigos de Jehová se encuentran captados en esta red de manipulación mental porque no pueden desprenderse de las actividades del culto, éste los aísla y los separa del resto de las personas; les anula su capacidad de razonar y detectar cualquier señal de peligro.

Cada congregación tiene su propia “personalidad”, así como la tiene todo grupo que interactúe en un entorno social, sin embargo el común denominador de todos es ese ambiente enrarecido que llega a ser esa piedrita en el zapato que los hace despertar… esa piedrita incómoda que les dice que algo  no va bien con la Organización de los testigos de Jehová.

Actualmente hay muchísima información que antes no había y la llegada de internet ha facilitado el llevar la verdad detrás de la “verdad” hasta los “cabos de la tierra”.

Así que estimado amigo testigo de Jehová o persona que apenas está estudiando con ellos, cuando escuche usted por parte de la Organización JW la frase “Jehová conoce el corazón”, trate de entender el contexto de la misma y piense ¿Cómo sabe esta organización lo que Dios piensa? Le invito a buscar información mas allá de las publicaciones JW. Piense y reflexione en lo que implica para usted la expresión “Dios conoce mi corazón”,  cuando lo haga entenderá que es una relación íntima y personal entre usted y Dios… que solamente le incumbe a usted.

Aimée Padilla

“Jehová el Dios Feliz”

Este es el título de unos de los tantas frases que la secta repite una y otra vez en sus discursos y publicaciones para el control mental de los adeptos. Deseo compartir mi visión de ex Testigo del “Dios Feliz” que nos quiere vender la multinacional JW.

Pondré como ejemplo la referencia de la w80 1/5 párrs 7,8 que dice:
7. ¿Qué hay en la declaración de Jehová que muestre si al tiempo de los “golpes” Jehová quebrantaría el pacto de la Ley?, pero, ¿cómo había tratado con aquel pacto el pueblo judío?
7 Jehová es un “Dios feliz,” y él desea que los que están relacionados con él mediante un pacto también sean felices. ¡Él mismo se ríe! Su promesa de que en el futuro el pueblo judío desterrado reiría era prueba de que él no había quebrantado el pacto de la Ley para el cual el profeta Moisés había servido de mediador entre Él y la nación de Israel. Pero, ¡ay, cómo habían violado los términos de aquel pacto los israelitas! “Además,” les dijo Jehová, “edificaron los lugares altos de Baal que están en el valle del hijo de Hinón [al sur del templo de Jerusalén], para hacer que sus hijos y sus hijas pasaran por el fuego [como sacrificios humanos] a Moloc, cosa que yo no les mandé, ni subió a mi corazón el hacer esta cosa detestable, con el propósito de hacer pecar a Judá [el Reino de Judá].”—Jer. 32:35.
8. Por eso, ¿después de qué experiencia merecida llegarían los israelitas a ser un pueblo para Jehová?
8 Por razones semejantes a ésa, los israelitas merecían que al Reino de Judá y su capital, Jerusalén, les sobreviniera una dificultad como una tempestad que avanzara implacablemente. Pero, después de predecir que aquello sucedería, el misericordioso Jehová pasó a decir: “‘En aquel tiempo [de la restauración de Israel],’ es la expresión de Jehová, ‘yo llegaré a ser Dios para todas las familias de Israel; y en cuanto a ellas, ellas llegarán a ser mi pueblo.’”—Jer. 30:23 hasta 31:1, inclusive.
https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1979…7:459-13:0

Al leer esto me quedé sorprendida de como la secta dice que el misericordioso Jehová  se ríe a pesar de las desgracias que esté atravesando “su pueblo” porque él sabe que al final todo estará de acuerdo a “su voluntad” (de hecho si a la persona le sobrevienen calamidades es porque SE LO MERECE)… una voluntad voluble en donde la felicidad del adepto debe de cuadrar con la felicidad de ese “Dios Feliz”, así que el Testigo de Jehová perpetuamente refleja una cara que no es la suya, pues si externa su opinión entonces se le tacha de poco espiritual.

Los últimos meses en que asistí al Salón del Reino estando despierta, sufrí de crisis nerviosa justo antes de salir de casa. De hecho desde el día anterior me empezaba ansiedad, pues no había “preparado” la Reunión, ya no me tragaba el cuento y leer toda esa información me causaba disonancia así que entrada la noche leía de prisa la información y la rayaba buscando las palabras “clave” para poder dar un “comentario edificante”. Cuando estaba a punto de salir hacia el Salón comenzaba a llorar y mis manos temblaban, mis padres adoctrinados me veían con preocupación pues su hija había caído en las garras de la apostasía. Mi madre me decía: “contrólate, qué van a decir los hermanos si te ven llegar así, recuerda que Jehová es un Dios feliz” y todo el camino iba llorando, pero al momento de entrar al Salón le hacía una oración a Jehová y le pedía me diera fuerzas para dejar de llorar… respiraba profundo y me tragaba las lágrimas. Ya estando en el Salón y al ver a los hermanos se me olvidaba un poco la tristeza y me tranquilizaba, pero cuando empezaba la reunión otra vez me regresaba la ansiedad y esta se incrementaba en el estudio de la Atalaya porque ya no quería comentar, no me sentía bien conmigo misma si lo hacía. Pero debía de sonreir porque yo era sierva de Jehová y no podía estar triste.

Cuando entonaban las canciones del Reino, en ocasiones se me salían las lagrimas… muchas veces las hermanas que estaban sentadas atrás de mi lo notaban y me pasaban una mano por la espalda, consolándome; yo les sonreía con mis ojos llorosos y les decía que la canción me había conmovido, pero no era asi. Yo quería gritar a los 4 vientos que no era feliz pero a mi misma me obligaba a serlo pues aun pensaba que debía de ser feliz porque era la voluntad de Jehová.

Y así como la mía, las experiencias de testigos de Jehová en donde se les obliga a parecer felices aunque no lo sean es el pan de cada día. Tal vez el lector en este punto diga: Bueno, ella no era feliz porque empezaba a despertar del sueño watchtoweriano, pero no es así.

Una hermana a la que quiero mucho a la que le llamaré Angélica, sufría dificultades económicas pero cuando conoció “la verdad” se hizo precursora regular. Sobrevive vendiendo dulces y pequeños juguetes afuera de una tienda departamental en el centro de la ciudad donde vivo. Ella me decía que Jehová le daba mucha felicidad porque siempre le proporcionaba lo necesario para comer y el resto de su tiempo dedicarlo al privilegio de ser precursora.

En el año 2010 nos azotó el Huracan Karl, la hermana no tenia puertas en su vivienda, solo protecciones (rejas) y las tapaba con una cortina para que no vieran hacia dentro. Cuando el Huracan nos golpeo, se tuvo que subir a los muebles pues su casa quedo invadida por el agua. Ella muy contenta me conto después: “Ay hermanita, mis muebles flotaban dentro de la casa, pero cuando la tempestad estaba mas fuerte, ¡Yo sentí un gozo! Porque Jehová me conservó con vida” Le dije: hermana tiene usted un hijo ¿Porqué no se fue con él?” Ella me respondió: “No quise ir, él me insistió pero si lo hacia ¿dónde quedaría mi confianza en Jehová?”
Al ver su cara pude ver tristeza, sus palabras decían que estaba feliz pero su expresión facial me decía otra cosa muy distinta.

Steven Hassan en su libro “Como combatir las técnicas del control mental de las sectas” en su capítulo 4 sobre el control de las emociones nos dice lo siguiente:
<<Para poder controlar a alguien a través de sus emociones, a menudo hay que redefinir sus sentimientos. La felicidad, por ejemplo, es una sensación que todo el mundo desea. Sin embargo, si la felicidad se define como estar cerca de Dios, y Dios no es feliz (como aparentemente sucede en muchas sectas religiosas), entonces la única manera de ser feliz es ser desgraciado. En consecuencia, la felicidad consiste en sufrir para poder estar más cerca de Dios. Tal idea aparece también en algunas teologías ajenas a las sectas, pero en estas es una herramienta para la explotación y el control>>

Este método del control de las emociones lo tiene bien estudiado la Organización JW, no desea que los adeptos se quejen, estos saben en su fuero interno que algo anda mal,  saben que están siendo explotados, saben que tienen que aguantar malos tratos, saben que son personas normales con problemas como todo ser humano los tiene, pero cuando su mente crítica empieza a decirles que están siendo victimas de injusticias, inmediatamente sale a relucir aquella vocesilla que se posa en su hombro y les susurra: “Jehová es el Dios feliz” y como robots, deben ponerse en modo feliz e ignorar que algo raro pasa dentro de la “verdad” , no son capaces de entender las señales que les da su propio cuerpo, no son capaces de pensar: Si Jehová es el Dios Feliz ¿porqué me siento tan triste? ¿porqué cuando toco una puerta deseo que el amo de casa no me abra? ¿Porqué deben de caerme bien todos en la Congregación aunque no seamos compatibles? Y así una larga serie de preguntas que el Testigo de Jehová no es capaz de hacerse, está deprimido y piensa que algo malo le sucede espiritualmente, piensa que su tristeza se debe a que no ha leído bien la biblia, a que no va al paso del Carro de Jehová ya que este da alimento espiritual en abundancia… en la mente del Testigo de Jehová siempre será su culpa la depresión que traiga encima, nunca será de la secta que lo esta manipulando, que se pone como vocero de Jehová y dice que es lo que le agrada o desagrada, quien se escuda en esa chocante frase: “Jehová es el Dios Feliz” para poder seguir manteniendo el negocio del Paraiso en el corazón de las personas nobles que cayeron en este culto en un momento vulnerable de sus vidas.

Asi que querido amigo Testigo de Jehová por favor haz un alto en tu vida y cuando experimentes sentimientos de ansiedad o depresión porque no llenaste tu cuota de horas, o porque no tienes cuando menos un curso bíblico pregúntate: ¿Un Dios feliz te haría esas peticiones? Te invito a que hagas ese ejercicio de reflexión.

Aimée Padilla

(Crédito de la imagen: Sara Riches)