La barba y el Jesús gringo de Rutherford

Por Israel Gless

Entre los Testigos de Jehová es raro encontrar miembros que usen barba.
En las publicaciones que distribuye la Watchtower no se encuentra ninguna prohibición clara de su uso, sin embargo, sí existen citas que se utilizan como ejemplo para evitarlas.

El pastor Charles Taze Russell, conocido como el fundador de los estudiantes de la biblia, usaba una barba blanca.

El anuario de 1975 página 53 dice «“El pastor Russell, alto, erecto y con barba blanca, cruzó la plataforma sin introducción, levantó la mano, y su cuarteto doble del Tabernáculo de Brooklyn cantó el himno: ‘El día de alegría de Sión.’”.
Muchos de sus seguidores optaban por usar un estilo similar de barba.

Después de la muerte de Russell, J.F. Rutheford toma el mando introduciendo algunos cambios, entre ellos que algunos miembros afeitaran sus barbas. Rutherford quería ser diferente a Russell

El anuario de 1974 página 97 comenta este hecho: «Por esa razón el hermano Balzereit le pidió permiso al hermano Rutherford para comprar una rotativa. El hermano Rutherford vio la necesidad que existía y concordó, pero con una condición. Él había notado que con el transcurso de los años el hermano Balzereit se había dejado crecer una barba muy similar a la que había llevado el hermano Russell. Su ejemplo pronto tuvo seguidores, porque había otros que también querían parecerse al hermano Russell. Esto pudiera hacer que surgiera una tendencia hacia la adoración de criaturas, y el hermano Rutherford quería evitar esto. Por eso, durante su siguiente visita, a oídos de toda la familia de la Casa Bíblica le dijo al hermano Balzereit que podía comprar la rotativa, pero solo a condición de que se afeitara la barba. El hermano Balzereit concordó tristemente y después se afeitó. Durante los días siguientes hubo varios casos de identidad confundida y algunas situaciones chistosas debido al “extraño” a quien a veces no reconocían sus compañeros de trabajo».

En los años siguientes, la Watchtower explicó este suceso de una manera diferente. La revista despertad del 22 de enero del año 2000 página 24 dice: «A la caída del Imperio romano, sin embargo, se impuso nuevamente la barba, y se siguió llevando por unos mil años, hasta la segunda mitad del siglo XVII, cuando se puso de moda afeitarse. La imagen del hombre bien afeitado predominó durante todo el siglo XVIII. Pero, en la segunda mitad del siglo XIX, el péndulo empezó a oscilar otra vez hacia el lado contrario. Por ello, en las fotografías se ve a C. T. Russell (primer presidente de la Sociedad Watch Tower) y a su hermano cristiano W. E. Van Amburgh con barbas recortadas y bien arregladas, según el estilo digno y apropiado de la época. Y a principios del siglo XX, la costumbre de afeitarse resurgió una vez más, y su popularidad se ha mantenido en la mayoría de los países hasta nuestros días».

Russell había presentado a Jesús en el Foto-drama de la creación con barba, esa imagen aún permanecía en la imaginación de los estudiantes de la biblia. Sin embargo, tras su muerte el nuevo presidente cambia radicalmente el aspecto de Cristo, que lo muestra afeitado y de cabello corto. Esta postura se mantuvo por varias décadas.

Este hecho no pasó desapercibido por los lectores de las publicaciones de la sociedad. Algunos no dudaron en ponerse en contacto con la central para que aclarasen esta cuestión

En la sección pregunta de los lectores de la revista Atalaya de 1954 del 15 de agosto página 511 leemos:

«La imagen tradicional de Jesús lo muestra con el pelo largo y barba, pero las publicaciones de la Watch Tower lo ilustra sin barba y con el pelo corto. ¿Cuál es la correcta?.
La revista explica que es simplemente porque la biblia no dice que aspecto tenía Jesús. Además toma como referencia hallazgos arqueológicos con grabados antiguos de Jesús. La misma revista sigue diciendo:
«Según lo publicado en «The Illustrated London News» del 1 de octubre de 1949, se muestra una cruz con un joven clavado en ella, sin barba y con el pelo corto, para representar «a Cristo crucificado, pero triunfante.»Ya que la Biblia no describe la apariencia facial de Jesús o indica que tenía una barba larga, seguimos la evidencia arqueológica más antigua en lugar de la vista más tradicional que hace a Jesús parecer afeminado, cetrina y santurrón».

Una década después, esto vuelve a inquietar a los lectores de la Atalaya. En la sección pregunta de los lectores del 1 de septiembre de 1968 página 543 leemos:

«Cuando Jesucristo fue hombre en la Tierra, ¿usó barba?».
«La prueba bíblica es el testimonio más confiable que puede hallarse sobre esta pregunta, y un reciente repaso cuidadoso de lo que ésta dice indica que Jesús sí tuvo barba.
Justino Mártir, Orígenes, Clemente de Alejandría y otros, claramente indican que no existía en su tiempo registro satisfactorio de la semejanza física de Jesús y de los apóstoles. Agustín, escribiendo aproximadamente en 400 E.C. (De Trinitate, VIII, 4), dijo que cada hombre tenía su propia idea de la apariencia de Cristo, y los conceptos eran indefinidos.

No obstante, como ya se mostró, es patente que Jesús sí usó barba, y por eso las representaciones artísticas de él en futuras publicaciones de la Watch Tower armonizarán con la prueba bíblica en ese sentido».

La Atalaya de junio de 2013
representa a un
pirata que afeita su barba
para estudiar la biblia.Si bien es cierto, hoy en día hay pocas referencias en las publicaciones de la sociedad Watchtower para evitar el
uso de la barba de manera explicita.

Por ejemplo, en la década de 1960 se dio a entender que el uso de la barba estaba reservado para el futuro en el paraíso.

La atalaya del 1 diciembre de 1962 página 733 dijo lo siguiente:

«Asimismo es posible emplear tiempo especulando sobre asuntos con respecto al futuro. ¿Usarán barba otra vez los hombres?.

La Atalaya del 1 de septiembre de 1968 página 543 dijo: «Hoy los ministros cristianos, como los cristianos primitivos, se interesan en la nitidez y en la limpieza, pero se esfuerzan por vestirse de manera inconspicua, para que su apariencia de ninguna manera le quite mérito o dignidad o a la eficacia del mensaje que llevan. En años recientes en muchos países una barba o el cabello largo en un hombre atraen atención inmediata y pueden, en la mente de la mayoría, clasificar a tal persona indeseablemente con los extremistas o como rebeldes en contra de la sociedad. Los ministros de Dios quieren evitar el causar cualquier impresión que quitara la atención de su ministerio o impidiera que alguien escuchara la verdad.

En el paraíso restaurado en la Tierra no sería incorrecto el que los hombres volvieran a usar barba, de manera perfecta, como Adán en Edén».

Es común encontrar ejemplos o experiencias de personas que al empezar a estudiar con los Testigos de Jehová afeitaron su barba.

«Él también tenía el pelo hasta los hombros, una barba completa y una típica indumentaria de hippie.
“Quedó favorablemente impresionado en la asamblea por la manera en que fue tratado y por la información que oyó. Inmediatamente comenzó a estudiar con los Testigos y a asistir a toda reunión de la congregación local.
“En dos meses, la claridad de las enseñanzas bíblicas le hizo afeitarse la barba, cortarse el pelo y vestirse de manera apropiada»
despertad 22 de junio de 1970 página 15

«Me afeité la barba y me corté el cabello, y Sue se compró algunos vestidos. Cuatro meses después nos casamos, y en abril de 1976 nos bautizamos en señal de nuestra dedicación a Dios».
despertad diciembre de 2007 página 24

«Abandoné las borracheras y las drogas, me corté el pelo, me afeité la barba y dejé de vestirme solo de negro. Cuando le dije a Sussan que quería cortarme el pelo, ella no pudo resistir la curiosidad y me dijo: “Voy a ir contigo al Salón. Quiero ver qué hacen allí”. Quedó muy complacida y no tardó en comenzar a estudiar la Biblia también. Con el tiempo nos casamos, y en 2008, ambos nos bautizamos como testigos de Jehová».
La atalaya 1 de abril de 2012 página 15

Connotación negativa de usar barba:
despertad diciembre 2010 «Desde su temprana juventud se había dejado crecer la barba, y puesto que en la comunidad comercial había individuos que tenían barba, pensó que al ir con barba a predicar a otros tendría aceptación general.
Pero al hablarle a una señora no pudo hacer más que presentarse cuando ella dijo: “Lo siento, joven, no quiero tener nada que ver con las revueltas estudiantiles.” No hubo ninguna cantidad de explicaciones que bastara después de esto para eliminar la mala impresión. Después de haberse terminado la conversación, cuando ella cerró la puerta, él le preguntó al Testigo experimentado qué había sucedido. Se le invitó a considerar su apariencia con relación a lo que alegaba ser, un siervo de Dios. No queriendo ser responsable de causar tropiezo ni siquiera a una sola persona de modo que perdiera el camino a la vida eterna, este nuevo publicador del Reino se rasuró la barba». La atalaya del 1 de enero de 1976 página 21

Esta es tan solo otra
manera de como el cuerpo gobernante controla a los testigos de Jehová hasta en lo màs personal de sus vidas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: